• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

A comienzos de este año 2012, nada os obliga a tomar ciertas resoluciones, sabiendo siempre que tenéis un 70% de posibilidades de no llegar a cumplir. En cualquier caso, veamos algunas de ellas que no deberían faltar en ninguna mujer que le guste cuidarse y quiera mantener su buen estado de salud y bienestar hasta final de año.

Beber agua

No se trata de algo muy complicado. Basta con tener una botella de agua al alcance de la mano, en el trabajo, en casa, o en el bolso. Esto ayuda a controlar los picoteos entre horas, permite eliminar las toxinas, y por lo tanto a conservar un tono de piel mucho más fresco. Si además, a esto le sumamos la práctica de algunos ejercicios de abdominales todas las mañanas, entonces a final de año podremos darnos por satisfechas.

Desmaquillarse por las noches

Se deben utilizar uno o dos algodones, un buen producto desmaquillador, y dejamos que la piel respire, retirando la película de crema que hemos llevado durante toda la jornada. Esto no nos lleva más de un modelo en otoñominuto, y se trata de una costumbre que no debemos dejar de lado. Con este sencillo gesto estamos ganando en salud para la piel de la cara.

Una buena hidratación

Todas las modelos lo confirman, el mejor gesto de belleza que se puede usar a diario es una buena crema hidratante corporal y para la cara. Ciertamente, se trata del mejor consejo que podemos seguir, tener siempre una piel bien hidratada.

Los dermatólogos lo aseguran, la piel no está nunca bien hidratada. Por lo tanto se trata de optar por una crema bien adaptada, para no acostumbrar demasiado pronto la piel a un producto regenerador. Además de esta base de sentido común, tanto de día como de noche, el film hidratante ayuda a que la piel no se seque demasiado rápido.

Dormir

Seguramente estamos hablando del mejor consejo. Es necesario descansar lo suficiente, sin quitarle horas al sueño. Un sueño reparador es la mejor receta para conservar una buena salud durante todo el año.

Si no podéis acostaros temprano, aprovechar el fin de semana para dormir algo más de la cuenta, y no os olvidéis de echaros la siesta, siempre que podáis. No hay nada mejor para el bienestar general y la salud corporal que un buen sueño reparador.