• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Perder peso y adelgazar sin realizar un régimen parece una utopía. No obstante, es posible si se siguen algunos gestos sencillos y fáciles de incorporar a la vida cotidiana. Hoy vamos a ver algunos consejos fáciles de seguir para recuperar una silueta bien definida sin grasa acumulada.

Cambiar los hábitos de vida

Un milagro no va a producir que perdamos peso si no se modifica un poco nuestra forma de vida. Evidentemente, no se trata de vaciar completamente la nevera de todo aquello que nos gusta, ni de realizar 50 horas de deporte por semana. Antes de caer en los extremos, existe un medio que conviene encontrar para ver resultados. Con pequeños gestos y hábitos de vida fáciles de adoptar, es posible adelgazar sin régimen, pero también sin realizar enormes esfuerzos.

Perder peso es ante todo encontrar un equilibrio entre las actividades que se le proponen al cuerpo y los alimentos que se ingieren. Por supuesto, si se picotea durante todo el día alimentos grasos y dulces, sin levantarse del sofá, será imposible perder peso. Sin embargo, si se añade un correcto consumo de azúcar a las necesidades reales, podremos notar rápidamente un cambio en el cuerpo y darnos cuenta que hemos perdido varios kilos en poco tiempo. Debemos comenzar por beber café o té sin añadir azúcar.

Mujer delgada

Si tenemos la costumbre de añadir mucho azúcar a la bebida, conviene reducir poco a poco la cantidad de edulcorante. En poco tiempo el paladar se acostumbra a consumir las bebidas con menos azúcar y podremos apreciar un buen café sin que tengamos que endulzarlo. En definitiva, se trata de acostumbrar al cuerpo a apreciar sabores menos dulces y descubrir los auténticos sabores de los alimentos. Incluso existen bebida desintoxicantes para comenzar el día con buen pie.

Darse gusto adelgazando

Cuando queremos perder peso y que se mantenga durante el tiempo, es importante no frustrarse privándose de todo. Se trata de equilibrar de forma diferente la manera de nutrirse, pero podemos concedernos algunos placeres. Por ejemplo, si nos gusta el chocolate, podemos decantarnos por el chocolate negro con poco azúcar. Un chocolate que contiene un 72% de cacao es una solución ideal. Así conseguimos darnos gusto al comer un alimento delicioso y de calidad, y evitar problemas de culpabilidad.

A la hora de ir a comprar, debemos salir con el estómago lleno antes de entrar en el supermercado. De esta forma evitamos caer en la tentación y cometer errores que después podemos lamentar. Lo mejor siempre es decantarse por verduras y frutas para responder a las ganas irresistibles de comer. Igualmente podemos añadir sopas para llenar el estómago sin tener que acumular calorías.

Adelgazar sin régimen a largo plazo

A todos nos gustaría perder los kilos de más en pocos días, pero no debemos confundirnos, cuando se pierde peso demasiado rápido, tenemos tendencia a recuperarlo también muy rápido. Si queremos adelgazar sin régimen y sin esfuerzo, tenemos que aceptar que el cuerpo debe tomarse su tiempo hasta alcanzar el peso ideal.

Los cambios se perciben poco a poco. Lo mejor es pesarse solo una vez a la semana, y dejar de obsesionarse con el peso. Más vale prestar atención a la silueta y no tanto al peso corporal. En definitiva, se trata de poner toda la atención sobre el tiempo para perder los kilos de más, y nunca llevarlo a límites de urgencia.

Además, si somos capaces de incorporar a nuestro ritmo de vida algo de ejercicio, nos sentiremos mucho mejor. No solo porque moverse es saludable a nivel físico, sino porque también la cuestión psicológica y emocional se ve afectada positivamente. Reducir la ingesta de calorías, y quemar algo de grasa al mismo tiempo, tiene como resultado necesario, la pérdida de peso.