• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Barbie es la muñeca más vendida en todo el mundo. Acaba de cumplir sus 50 años, y todavía sigue siendo la muñeca más publicitada. Barbie dispone de todo un mundo de accesorios de moda. Su maquillaje inspira a las adolescentes que sueñan con parecérsele.

Un poco de historia

La muñeca Barbie fue creada en 1959 por la americana Ruth Handler. Esta muñeca maniquí, con unas piernas de infarto, una cintura de avispa, y un pecho generoso, tuvo un éxito formidable.

La Barbie era diferente de las otras muñecas asexuadas de la época, y esta transformación atípica se convirtió en el gancho necesario para las jóvenes de entonces.

El juego de Barbie tomó tal amplitud y tuvo tanto éxito, que la muñeca rubia de ojos grandes fue evolucionando con el tiempo. Esta muñeca cogió aires de estrella. Una gama de vestidos para Barbie y accesorios vinieron a completar su ropero. Esos cabellos largos tomaron colores diferentes.

Esos cambios permitieron la comercialización de la muñeca en todo el mundo. En los años 1980, Barbie se convirtió en la muñeca de moda. La vemos como jockey, veterinaria, azafata, médico, etc., y sus vestidos siempre están impecables, y con muchos accesorios.

Su maquillaje se hace más luminoso, su mirada se intensifica, sus labios se colorean, su tez se ilumina. Barbie inspira una nueva línea de maquillaje.

El maquillaje

El maquillaje de Barbie se convierte en una referencia mundial, en el mundo de la moda. Una mirada sostenida, intensa, una tez unificada, sin defectos, y unos labios pulposos revelan un maquillaje bien conseguido.

Se trata de unir con destreza sobre el párpado superior, con unos colores claros y oscuros:

Elegir un color claro para el párpado móvil.

Destacar el pliegue del párpado con un color oscuro, que se aplica también a ras de las pestañas.

Un toque de sombra de ojos más clara en la esquina interna del ojo para abrir la mirada.

Una raya de delineador de ojos, y unas pestañas postizas, algo muy característico de Barbie.

Para afinar la nariz aplicar un toque de blanco sobre el tabique, cuidando bien de oscurecer la parte externa de las fosas.

Unos labios finos tendrán la particularidad de resaltar más si van delineadas con un lápiz blanco. Aplicar el carmín y luego pasar el glosss por el centro de los labios para hacerlos más voluminosos.