• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Para una mujer, maquillarse los ojos suele ser un verdadero quebradero de cabeza. Todas las mañanas, dudamos sobre el color que debemos aplicarle a los ojos, si debemos ponernos una máscara de pestañas, o un delineador de ojos.

Delante del espejo nos hacemos las mismas preguntas a diario, sin saber realmente qué es lo que nos sienta mejor, y evitar así hacer el ridículo. Veamos algunos consejos para no equivocarnos a la hora de aplicar un maquillaje de día.

La correcta elección del color

Primeramente, debéis saber que se deben escoger colores en función del color de los ojos, y es fundamental ni ensombrecer, ni aclarar demasiado la mirada.

Ojos azules:

Para los ojos, azul claro, se deben evitar los tonos oscuros, y para los ojos, azul oscuro, es mejor aplicar tonos cálidos. Para la sombra de ojos, se debe escoger un rosa pálido, melocotón, violeta o lila si se tienen los ojos de un azul claro. En cambio el gris o marrón bastante claro va mejor en unos ojos, azul oscuro. Se puede usar una máscara marrón, si tenéis las pestañas rubias, ya que el negro desentonaría demasiado.

Ojos marrones:

Con este color, el maquillaje nos da muchas más opciones, puesto que todos los colores están permitidos, pero dando prioridad al rosa, el marrón y los dorados. Se puede utilizar una máscara negra.

Ojos verdes:

Se debe elegir la sombra de ojos en función de la intensidad del color de los ojos. Cuanto más oscuro sea el verde, más sutil deberá ser el maquillaje. Los colores metalizados van muy bien, así como la gama que va del verde al melocotón. Se puede utilizar una máscara negra.

El maquillaje

Aplicad una primera capa de color a vuestra elección, sobre el párpado superior, y escoged un segundo color, de un tono por encima de éste para realizar el contraste. Aplicad este segundo tono en el hueco del párpado, superando un poco el límite del párpado inferior, para que se vea cuando abráis los ojos. Finalmente se aplica un poco de máscara, y listo.