• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Para cambiar el color de las cejas existen dos técnicas. La primera es la coloración que más vale que la realice una esteticista. También se pueden comprar en perfumerías unos lápices que permiten maquillar las cejas.

La segunda técnica es la decoloración que suelen utilizar las mujeres para las cejas de tono muy oscuro. Las cremas decolorantes se venden en grandes superficies. Se deben respetar las precauciones de uso, sobretodo para no aplicar el producto sobre una piel dañada.

Coloración de las cejas

Si queréis dar color a las cejas, no utilicéis los mismos productos que soléis emplear para cambiar el color del pelo. Para una coloración del pelo de las cejas, lo ideal es acudir a un centro de estética.

Las mujeres que utilizan este recurso suelen ser mujeres cuyas cejas son muy transparentes, o bien que su pelo empieza a encanecerse debido a la edad. El inconveniente de la coloración es que dura sólo unos dos meses por culpa del lavado frecuente de la cara.

Si preferís colorar las cejas en casa, se puede comprar en perfumerías unos lápices o máscaras especialmente concebidas para esta parte del cuerpo. El resultado es efímero, del mismo modo que los maquillajes que se aplican a diario.

Decoloración de las cejas

Al igual que la coloración, también se pueden decolorar las cejas. Para esto debéis procuraros una crema decolorante para conseguir este efecto. Comenzar por limpiar bien las cejas con agua jabonosa. Después, secarlas bien con una toalla.

Con el fin de evitar que la piel del contorno de las cejas también se decolore, aplicar al principio algún tipo de crema grasa. Hacer la mezcla tal y como indica el prospecto del decolorante. Normalmente, este tipo de producto contiene una espátula, un recipiente para hacer la mezcla, una crema decolorante y una crema activadora.

Aplicar generosamente la mezcla sobre la parte que se quiere decolorar, es decir las cejas, y dejar actuar el tiempo indicado en el prospecto. Una vez que el tiempo indicado ha transcurrido, retirar un poco de crema con la espátula para comprobar el resultado. Si este no es el esperado, volver a aplicar la crema. Esperad de nuevo unos cinco minutos.

Volver a comprobar el resultado, retirando un poco de crema. Si el resultado es el esperado, enjuagad abundantemente con agua limpia y templada. Tras una decoloración, no se debe tomar el sol durante 24 horas. Cuidado con este tipo de productos, puesto que la piel no debe presentar ningún tipo de herida, o infección.