• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La belleza de las cejas es algo importante para las mujeres. Si están bien dibujadas, perfiladas y definidas, realzan el rostro y le dan relieve. Las cejas tienen cierto poder de seducción que explica por qué las chicas jóvenes las cuidan con tanto mimo. Pero saber depilarlas es todo un arte.

Antes de nada debemos decir que es muy importante no pasarse con la depilación de las cejas. Las jóvenes que se depilan ellas mismas, tienen tendencia a exagerar la eliminación de los pelos. Sin embargo, unas cejas muy finas o mal dibujadas no son nada bonitas.

Por otro lado, se desaconseja que la depilación interfiera en la pilosidad natural. Se debe dejar que se estructure primero, por eso es bueno ocuparse de las cejas siempre que no nos extralimitemos ni en el tiempo ni en la cantidad.

Esculpir las cejas

Los vellos situados por encima de las cejas y que se orientan en diferentes direcciones son los que se deben depilar. Cuidado, puesto que se debe respetar el movimiento natural de la propia ceja.

La depilación de los vellos situados por debajo de la ceja se debe realizar dejando cierto grosor y conservando la forma del arco. Este espesor, asociado al efecto curvatura, contribuye a dar el aspecto sexy y atractivo de las cejas.

Después debemos dibujar la cola de las cejas, utilizando un lápiz de maquillaje apropiado. No olvidemos que la cola de la ceja debe estar alineada con la comisura externa de la boca y la esquina externa del ojo. Se debe depilar todo lo que se encuentra en la parte exterior, pero se debe conservar lo que está en su interior.

Utilizad, igualmente un lápiz para perfilar la cabeza de las cejas, que siempre debe quedar alineada con la parte exterior de la nariz. En este caso debemos tener cuidado de no irnos demasiado hacia fuera, ni tampoco hacia dentro. Finalmente, se retira todo lo que se encuentra de más entre las dos cabezas de las cejas, o como corrientemente se conoce por entrecejo.

Diferentes técnicas

Ciertamente, nos podemos depilar con unas pinzas, aparte de que con el tiempo, el sistema piloso se agota, y el vello no vuelve a crecer. El riesgo es que dibujemos mal las cejas o que nos pasemos por exceso retirando los vellos uno a uno.

La ventaja de acudir a una profesional es que la experiencia en este caso es garantía de éxito. En este caso estaremos seguras de obtener un bonito trazado, y un espesor de cejas apropiado a nuestra cara.

En un centro de belleza utilizarán las pinzas o la cera, sin embargo acudiendo a un médico podrán utilizar la depilación láser.