• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Después de un parto o después de un régimen adelgazante, suelen aparecer estrías en muchas zonas del cuerpo. Con el fin de eliminar estas marcas de la piel, no hay nada mejor que un aceite esencial. Este aceite se aplica a través de un masaje. Se puede utilizar un aceite de almendra dulce, y además utilizarlo con frecuencia.

También se puede utilizar el aceite de aguacate. Sin embargo, este último requiere una aplicación previa en una compresa. Se hace una infusión con 50 g de esta planta en medio litro de agua, durante diez minutos. Se aplica sobre las zonas afectadas todas las mañanas. El masaje con aceite de aguacate se realiza por la noche.

Se mezclan 100 ml de aceite de rosa mosqueta (desaconsejado para mujeres embarazadas), y la misma cantidad de aceite de germen de trigo, y 200 ml de aceite de jojoba. La loción obtenida servirá para aceite de masaje por la mañana y por la noche.

Belleza-mujerPara combatir las puntas abiertas, no hay nada mejor que el aceite de oliva mezclado con miel líquida, vinagre de manzana, en una porción de 2 cucharadas soperas, así como con 2 gotas de aceite de romero. Una vez mezclada, la loción se aplica sobre el pelo. Se masajea antes de cubrirlo con una toalla durante 20 minutos.

Recetas naturales para unas manos suaves

Con el fin de conservar unas manos suaves durante todo el día, y en cualquier época del año, existen varios trucos sencillos de aplicar. Comenzar por usar aceite de almendra dulce. Este último será enriquecido con aceite de avellana. Se masajean las manos con ayuda de este aceite. Se cubren las manos con unos guantes de algodón durante toda la noche.

La leche templada también es un buen remedio natural para tener unas manos suaves. Basta con meterlas en el líquido durante 5 minutos. También se pueden diluir tres cucharadas de café de azúcar en un bol con agua caliente. Se meten las manos en la mezcla durante 5 minutos, todos los días. La suavidad de la piel está garantizada.

Los beneficios del baño para un bienestar incomparable

El baño alivia la tensión muscular y elimina el estrés. En pocos minutos, los músculos se relajan para dejar espacio a una nueva sensación de bienestar. Por lo tanto, se recomienda el baño en personas que sufren insomnio, depresión o dolores de cabeza, así como en gente cansada y con problemas de estrés. Para optimizar estos relajantes resultados, se deben seguir ciertas reglas. Veamos algunos consejos para mejorar el baño.

En primer lugar, la paz y la tranquilidad siguen siendo indispensables. Asegúrate de que no hay ruido que te moleste durante estos instantes de calma. Un consejo: evitar tener el teléfono en el cuarto de baño.

Para crear un ambiente relajante se puede optar por incorporar velas en diferentes partes del cuarto de baño. Por último, pon el agua a la temperatura adecuada. Para el baño caliente, debe estar entre 37° C y 40° C, pero sólo los primeros cinco minutos, porque el calor libera las tensiones. Para el baño frío, la temperatura media es de 15° C.