• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

¿Alguna vez habéis intentado maquillaros o depilaros en un cuarto oscuro? Pues bien, ahora eso se puede hacer, incluso con los ojos cerrados, gracias a esta generación de productos con luz integrada. Se trata pues de un maquillaje con luz suplementaria para ver con más claridad en espacio deficientes de iluminación.

Eficacia de la luz

Quizás la pregunta parezca poco interesante, pero ¿qué interés puede tener maquillarse en una habitación oscura y sin luz? Los cortes de luz no son tan frecuentes, y tampoco es el momento de aplicarse la máscara, sino de intentar arreglar la avería. No obstante, es interesante ver las ventajas de estos diferentes productos con una pequeña bombilla LED integrada.

La máscara

barra de labiosLa luz integrada es interesante en cualquier situación, pero especialmente cuando no estáis en casa, en algún lugar donde el maquillaje se hace más complicado: camping, viaje en caravana… o incluso si queréis daros un retoque sin que nadie se dé cuenta. La luz ofrece también una luz para ver mejor las pestañas que, normalmente, dejamos de pintar por no verlas con más claridad.

El gloss

Ese caso es más evidente: se puede aplicar el gloss varias veces en una misma velada, y en un entorno mal iluminado, como el de una tarde, o en una discoteca. La lámpara y el espejo integrados os serán de gran ayuda.

La pinza para depilar

Finalmente, se trata de una cuestión muy práctica. En efecto, incluso en un cuarto de baño clásico, la luz no siempre es lo suficientemente intensa o está lo bastante bien dirigida para poder ver con precisión los vellos que se nos suelen escapar. Por esta razón, es útil tener una luz apuntando directamente a la punta de la pinza, evitando así que podamos pellizcarnos la piel. Por otro lado, esto permite una depilación en diferentes posturas, buscando siempre la más cómoda, independientemente de la dirección del foco de luz del baño.