• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Las causas del aumento de peso son numerosas. Comprenderlas y entenderlas nos puede guiar en la elección correcta de una dieta de adelgazamiento y nos permitirá evitar el efecto yo-yo. Primeramente están los factores psicológicos.

Para algunas personas, comer es una forma de aliviar el estrés, la ansiedad o la depresión. También hay factores fisiológicos en las mujeres, en particular, el deseo de comer es causado por trastornos hormonales. También hay factores genéticos: el sobrepeso es hereditario en algunas familias.

Pero hay factores de estilo de vida, especialmente: el aumento de peso suele estar provocado por un gasto de calorías reducido. De hecho, las calorías que no son eliminadas por el cuerpo se convierten en grasa. Otra causa que se añade a estos factores: la dieta poco saludable.

Perder-pesoPara preservar nuestra forma y nuestra salud, a menudo se recomienda comer sano y equilibrado. Se trata de una variedad de menús, métodos de cocción que limitan la destrucción de nutrientes y limitar el consumo de alimentos altos en calorías y favorecer los productos naturales.

Cómo limitar el aumento de peso

Comer debe ser ante todo divertido. De hecho, muchas de nosotras no nos tomamos el tiempo para comer bien. Ya no tenemos tiempo para cocinar y nos inclinamos por consumir todo lo que se nos antoja. En los niños en particular, una alimentación desequilibrada favorece el picoteo.

Por lo tanto, la primera solución sería tomar 3 comidas a horas regulares y sin prisas. Por otra parte, no debemos olvidar la función original de la dieta.

La mujer debe comer para proporcionar la energía requerida diariamente para el cuerpo. De esta forma se aprende a limitar las porciones que ingerimos en cada comida. Para alentar el gasto calórico, la solución ideal sería la de practicar alguna actividad física con cierta regularidad.

Debe ser un deporte adaptado a nuestras capacidades, nuestros gustos y nuestra forma de vida. Caminar, culturismo o natación, la elección es amplia. Para el tratamiento de la bulimia, esta solución también es ideal. La clave es centrarse en una actividad que permita eliminar los pensamientos negativos.