• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Comer en exceso, y demasiado deprisa, estando estresados o abusando de los alimentos con alto contenido en materias grasas puede ser la causa de una indigestión o de un estreñimiento. Se trata de problemas que no tienen un remedio específico pero que se pueden resolver adoptando ciertas medidas preventivas.

Una de las causas de las digestiones pesadas es el déficit de enzimas digestivas que puede provocar sensación de pesadez prolongada, hinchazón abdominal, gases, incluso después de una comida ligera. La mayoría de las personas con déficit enzimático padecen digestiones pesadas pero desconocen el porqué de su malestar.

Las cápsulas de Nutira ConFort combinan enzimas digestivas que facilitan la digestión de grasas, proteínas, hidratos de carbono (azúcares) y lactosa (azúcar de la leche), o lo que es lo mismo: las principales sustancias que forman los alimentos que ingerimos habitualmente, contribuyendo a una mejor absorción de los alimentos y evitar digestiones pesadas.

Nutira ConfortAdemás, una forma de evitar este tipo de digestiones pesadas consiste en comer y beber lentamente, tranquilamente, y masticando bien los alimentos, evitando tragar demasiado aire. De igual modo, conviene mantener una alimentación rica en fibras. La comida debe durar al menos media hora. Por eso conviene hacer una pausa entre cada plato.

Igualmente, se deben evitar las comidas demasiado copiosas, y en vez de esto, comer regularmente (de cinco a seis veces al día) de forma ligera. Lo ideal es quedarse con algo de hambre. También es importante evitar las comidas excesivamente frías o calientes.

Consejos prácticos

Un punto importante a tener en cuenta es el de evitar los excesos de alimentos o de platos muy grasos: frituras, empanados, o mal cocinados (con demasiado aceite), salsas muy grasas (nata, mantequilla, manteca, panceta, quesos fuertes…). Lo ideal es cocinar a la plancha, al grill, al horno, o al vapor.

También conviene limitar el consumo de bebidas con gas, que producen sensación de hinchazón. El agua es la bebida más recomendable para una buena digestión, a a pesar de que no se deba tomar en exceso durante las comidas.

Suprimir el alcohol y el tabaco es fundamental, puesto que aumentan la acidez del estómago, así como el café negro que irrita las paredes del estómago. En vez del café se recomienda tomar una infusión de poleo, anís, salvia, o manzanilla, pero añadiendo algunos granos de anís verde, o comino.

Hay alimentos que deben ser consumidos con ciertas precauciones para evitar los problemas de estómago. Por ejemplo, es necesario cocer bien la pasta para que se digiera fácilmente, así como evitar el pan recién sacado del horno, o las verduras demasiado flatulentas (col, coliflor, cebolla…), o en todo caso comerlas cocidas para evitar los gases.

Por último, con relación a las legumbres, conviene meterlas en agua más de ocho horas, y tirar el agua de la cocción a mitad del proceso, para que no sean demasiado flatulentas.