• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Más que femeninas, las medias se deben llevar con una falda, un pantalón o un vestido. Nadie se resiste a su poder de seducción. Rojas, marrones, o negras, las medias atraen la mirada y destacan el look en general. De colores o transparentes, son muchos los estilos de medias que hoy en día se pueden comprar, gracias a las creaciones de las casas de costura.

Para este invierno, las medias semitransparentes y las medias de colores invaden el mundo de la moda. En Chanel la media semitransparente rosa desprende un lado altamente femenino, evidentemente acompañado de un vestido pull muy amplio, un bolso rosa y unos botines rosa.

En Marc Jacobs, las medias rojas, y semitransparentes son irresistibles, acompañadas de un vestido negro ceñido, una capa y un maxibolso oversize. Por su lado, Yves Saint Laurent pone el acento en la elegancia acompañando una medias negras tupidas con un vestido muy chic negro y unas botas en tela vaquera.

Las medias de encaje para seducir

Las medias opacas son sencillas, clásicas y muy de tendencia. Más prácticas, se pueden llevar todos los días. En cuanto al color, el negro se lleva la palma, con una delicadeza perfecta y un espíritu que no pasa de moda.

Estilo-semanaLas medias de encaje son chic, y vuelven a llevarse sin lugar a dudas. Con motivos o sin ellos, las medias de encaje hacen que el look de la mujer sea mucho más glamuroso y sexy. Incluso las hay con motivos florales para acentuar este efecto.

En H&M, las medias con flores se adaptan perfectamente a las formas de los muslos y de las piernas, destacando y estilizando la figura. En Topshop, las medias negras de encaje son sexys y rebeldes.

En cuanto a Christian Lacroix, las medias de encaje son un arma de seducción incontestable. Dibujando perfectamente la silueta con sus motivos de flores o gráficos, estas medias se pueden llevar con un look más bien ligero.

Formando parte de la lencería, las medias son tan sofisticadas como elegantes, realzando el carácter frágil de la mujer y su aspecto absolutamente chic.