• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El día de vuestra boda, queréis estar resplandecientes para vuestro recién estrenado marido. Para ello, no debéis descuidar ningún detalle. En cuanto a vuestra ropa interior, podéis decantaros por alguna de las prendas propuestas por Chantelle.

En cualquier ocasión, la lencería Chantelle resalta el físico de la mujer y pone de relieve toda su feminidad. Para el día de vuestra boda, la colección Chantelle os ofrece una colección diseñada especialmente para un acontecimiento que se recordará durante toda la vida.

Los modelos propuestos por Chantelle conjugan a la perfección tradición y modernidad. En cuanto a los modelos disponibles, la única pega es la de la elección. En cuanto a los materiales, los encajes, los bordados y la malla invisible es lo que más se lleva. Las palabras clave en este caso con suavidad y fluidez.

mujer en lenceríaLos encajes permiten esculpir un cuerpo de ensueño, el push-up y los corsés realzan el pecho, mientras que las braguitas moldeadoras permiten tener unos glúteos más firmes. En cuanto a los colores, la selección puede realizarse entre el blanco, el marfil, los crudos, y el rosa. Cada mujer tiene derecho a vestirse en función de sus gustos, y a lo que mejor se adapte al vestido de novia.

Para aquellas mujeres a quienes les prive el glamour, los modelos Icône, Romance y Angélique ofrecen prendas de lencería fina, y muy sexys a la vez. En cuanto a los accesorios, la línea Africa es la ideal gracias a sus bordados. Los modelos Basic, Invisble, y Sublime presentan modelos que pueden pasar absolutamente desapercibidos.

Para cada una de estas colecciones de Chantelle, los diseñadores han puesto su mejor saber haber e imaginación al servicio de la mujer. Los acabados son impecables. Los cortes están estudiados de tal manera que la ropa interior puede resultar invisible debajo del vestido de novia.

Es como si se llevara una segunda piel, puesto que las prendas de lencería se adaptan a la perfección al cuerpo de la mujer, y se funden con las formas de aquéllas que las lleva puestas. Se trata en realidad de una experiencia única. Con Chantelle os sentiréis bien en vuestra propia piel.