• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Teñirse de rubio, no es suficiente: ahora existe una paleta infinita de rubios, que van del dorado caramelo, al rubio nórdico, pasando por los tonos tierra, las mechas, los reflejos, etc.

Antes de empezar a aplicar el color de pelo, conviene hacerse una serie de preguntas: cuál es el estilo de vestir que se suele utilizar, los colores que se suelen llevar en la ropa, el estilo de maquillaje, los gustos con relación al corte de pelo… Si estamos convencidas de que nos queremos teñir de rubio, la propuesta puede ser esta: la gama «Blond Me» de Schwarzkopf, una serie de cuidados suaves y de perfume delicado, que ofrece una amplia gama de rubios diferentes.

Veamos cómo se realiza la decoloración antes de la aplicación necesaria del tinte. Lo primero es realizar la mezcla con los productos que componen el decolorante de alta gama y de gran eficacia. Lo ideal es la utilización de un decolorante que además de eliminar el color del cabello, lo deje blanco, sin restos de amarillo.

Primer tiempo de espera: 45 minutos. Es inútil que dejéis reposar más tiempo, puesto que este tipo de productos no suele actuar más allá de esto. La aplicación se realiza mecha por mecha, lo que suele llevar unos 40 minutos a repartir por todo el cabello. El producto no debe llegar a la raíz del pelo, puesto que ahí actúa con mayor rapidez. El cuero cabelludo desprende un calor corporal que acelera la acción del decolorante, y por eso no conviene decolorar todo el cabello al mismo tiempo.

Durante el primer cuarto de hora, el producto elimina los pigmentos más oscuros del pelo. En el segundo cuarto de hora ayuda a eliminar los pigmentos «medios», los rojos anaranjados. Y el último cuarto de hora sirve para eliminar los últimos pigmentos capilares, los más claros, los amarillos anaranjados.

Curiosamente, el producto no escuece, la suavidad de este cuidado cosmético es sorprendente. En el momento de enjuagar vemos el resultado: el pelo tiene un color amarillo pajizo, pero sin embargo está muy suave.

Segundo tiempo de aplicación del producto: otros 45 minutos para aclarar bien el color restante del pelo. Contrariamente a la fase anterior, aquí el producto pica un poco más cuando se aplica sobre las raíces. Al retirar el decolorante, lavando abundantemente el pelo, vemos el resultado final: el cabello está prácticamente blanco.