• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Hoy en día, el estilo emo ha conquistado el corazón de muchas adolescentes. Ciertamente, figura entre los más solicitados en los salones de peluquería. Adoptar un look emo, es ante todo afirmar la propia personalidad. Está claro que en la adolescencia, cada cual intenta desmarcarse del resto con su propio estilo.

El estilo emo suele ir asociado a una imagen adolescente rebelde, y de alguien que no se encuentra a gusto consigo misma. Este estilo de peinado es bastante complejo a la hora de realizarlo. El estilo en general se basa en un corte que requiere dominar bien la técnica.

Un estilo que rompe moldes

Se trata de un peinado muy sofisticado. En realidad hay que dejar de lado el corte clásico, para dejar sitio a un corte más salvaje, efecto pelo largo por delante, y corto por detrás. Las mechas largas, rectas caen por delante de los hombros, de manera que se ponga en evidencia un efecto corto por detrás. Se trata de un corte extremadamente puntiagudo, embellecido por un buen toque de volumen y con la parte de atrás ligeramente entresacada.

Corte emoEn la parte delantera se debe conseguir una franja voluminosa y asimétrica, que encuadre perfectamente la cara. Para coronar el conjunto, se puede complementar el corte con una birreta sobre el costado. Además, para aportar un toque de fantasía al corte emo, se pueden teñir algunas mechas. Lo ideal es elegir un color flashy, como el violeta o el rosa.

Las etapas de un corte emo

Hoy en día, casi todos los peluqueros conocen el estilo emo. Si todavía no es el caso del vuestro, no dudéis a la hora de explicarle con detalle lo que buscáis, y por qué no, mostrárselo directamente de una foto. Si tenéis el pelo bastante corto, es preferible ponerse extensiones para crear un efecto de mechas largas de cada lado de la cara.

Escoged preferentemente unas mechas rígidas para que el estilo emo tenga éxito, y ponga en evidencia el efecto entresacado de la parte de atrás. Para crear más volumen, debéis peinaros al revés. Para mantener el peinado, es importante usar una buena laca fijadora.