• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La tendencia del momento en coloración es el pelirrojo. Si verdaderamente queréis ir a la moda este verano, ya sabéis que los rojos se llevan por todas partes. Pero cuidado, antes de aplicar el color conviene tener en cuenta una serie consejos.

La elección del color

Aquellas mujeres que buscan un cambio radical pueden optar por el pelirrojo «anaranjado» de Christina Hendricks. Se trata de un tono glamuroso, y perfecto para pieles claras, puesto que resalta los tonos porcelanas de la piel. Este pelirrojo tiene la particularidad de estar trabajado de forma natural, con un ligero toque de rojo para darle cierto aspecto radiante. Un pelirrojo estupendo que sienta muy bien en cabellos largos, en un corte retro, o destacando algunas mechas. Sin embargo, se debe evitar si tenemos la piel demasiado mate.

Las mujeres que se decanten por un pelirrojo con carácter, pueden elegir el pelirrojo cobrizo de Scarlett Johnasonn, de coloración cálida, que da bastante carácter a la cara. Este tono casa bien en pieles claras y en pieles mates. Lo ideal es aplicar el color con un corte cuadrado para darle mucho más realce.

Las menos osadas pueden elegir el pelirrojo-rubio (o rubio Venecia) de Blake Lively. Es menos explosivo que los demás pelirrojos, pero es perfecto para pieles claras. Este tono aporta brillo y suavidad al mismo tiempo. En cuanto al peinado, el pelo puede conservar todas su extensión, llevándolo liso u ondulado.

Algunos consejos

Antes de lanzaros a aplicaros el color, debéis pensarlo bien, puesto que se trata de un color bastante resistente. Una vez que lo habéis aplicado, ya es difícil desprenderos de él. El pelirrojo es un color sutil. Si queréis cambiar de color verdaderamente, poneos en manos de un profesional. Éste os ayudará a elegir el tono más adecuado en función de vuestra propia personalidad. Un tono en perfecta armonía con el color de vuestros ojos y el tono de vuestra piel.

El mantenimiento es más complicado, puesto que las raíces son más visibles cuando empiezan a crecer. Por eso debéis prever acudir a la peluquería, al menos una vez al mes para cubrir de nuevo las raíces. En cualquier caso, debéis evitar los tonos demasiado uniformes, y decantaros por las bases cálidas, entremezcladas con mechas cobrizas y doradas.