• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

Normalmente hablamos de alopecia cuando la pérdida de pelo excede al crecimiento de nuevos cabellos. La cantidad de pelo se vuelve menos densa, y a veces en zonas completamente desprovistas de cabello. Existen diversas causas que provocan la alopecia, y esta se puede manifestar de forma diferente y con una severidad, variando de una persona a otra.

De forma habitual, asociamos la alopecia a la pérdida de cabello, pero este problema de salud puede afectar a otro tipo de pelo en el resto del cuerpo.

Injerto capilar sin cirugía

Algunas mujeres molestas por su alopecia deciden decantarse por el injerto capilar, una técnica de última generación y con excelentes resultados. El arsenal quirúrgico para tratar la alopecia se ha basado durante mucho tiempo en técnicas dolorosas y costosas. La verdad es que daban resultados bastante decepcionantes y dejaban enormes cicatrices sobre el cuero cabelludo.

Alopecia

Hoy en día existe una técnica de medicina estética capaz de restituir sin cirugía el pelo natural, sin cicatrices y sin dolor, como la que ofrece la clínica capilar Sanantur, única con hospital propio, con tarifa plana de hasta 5000 folículos y con un precio desde 1990 con todo incluido.

La técnica FUE de injerto capilar

La técnica FUE (Follicular Unit Extraction) aporta múltiples ventajas en el marco del tratamiento de la calvicie, tanto en hombres como en mujeres, pero igualmente a la hora de reconstruir la totalidad de las cejas, o de la barba en el hombre.

La técnica FUE de Injerto capilar para mujeres ofrece resultados naturales, sin cicatriz y sin dolor, durante y después de la intervención. El paciente puede retomar sus actividades el mismo día de la operación.

Ventajas de la técnica FUE de injerto capilar

Las ventajas son más que destacables: un resultado natural, ninguna cicatriz visible 8 días después de la intervención, pocas molestias durante 48 horas, resultado definitivo, intervención indolora, y no es necesaria la hospitalización.

El médico rasura y desinfecta las partes que va a tratar antes de la anestesia. Los injertos son extraídos de la zona del donante por aspiración y luego se almacenan hasta ser implantados en cada mini incisión realizada previamente por el médico. Se trata de una técnica que no es invasiva, limitando todo tipo de cicatriz, y sabiendo siempre que cada injerto nunca alcanza más de un milímetro frente a los 2 milímetros de las técnicas más tradicionales.

Injerto capilar

Además, la intervención se adapta perfectamente a las mujeres que llevan el pelo corto. Hablamos por tanto de una operación casi indolora. Basta con una simple anestesia local. Está técnica es ideal en caso de alopecia difusa femenina. También sirve para enmascarar una cicatriz en el cuero cabelludo y para reconstruir las cejas.

Las causas de la pérdida de cabello

Las causas de la pérdida de cabello son múltiples, principalmente en las mujeres:

Los cambios hormonales están entre las causas más frecuentes, relacionadas con el embarazo o el parto, con la menopausia o con problemas endocrinos.

El envejecimiento conlleva una reducción de la producción de hormonas como el estrógeno, que está relacionado con la salud del cabello.

El estrés, al igual que el cansancio, forman parte de las causas de la alopecia. La pérdida de pelo puede ser igualmente un efecto secundario tras un tratamiento médico, tal como la quimioterapia, o la ingesta de ciertos medicamentos. En la mayoría de los casos hablamos de una pérdida de pelo temporal.

Igualmente, la película grasa puede ahogar el folículo piloso acumulándose sobre el cuero cabelludo y contribuir así a la caída del pelo.

Otra de las causas son las carencias alimenticias y la falta de elementos nutritivos necesarios para una buena salud del pelo.

Ciertas enfermedades de la piel como la psoriasis, las lesiones o las cicatrices pueden provocar igualmente una pérdida de pelo o una ausencia de crecimiento.

Melena

Cómo prevenir la caída del pelo

Hoy en día es posible prevenir y ralentizar la pérdida del cabello. Primeramente es importante tratar el pelo con delicadeza. Debemos evitar lavar el pelo con agua demasiado caliente, llevar gorra o elásticos demasiado apretados para sujetar el pelo.

Existen diferentes marcas de cosméticos, tanto de champús como de productos anticaída del pelo, que se pueden comprar en farmacias, tiendas especializadas, peluquerías, e incluso en internet.

Además, el uso de la plancha alisadora, o decoloración para el pelo pueden favorecer la alopecia. Lo mejor es espaciar el uso de esta técnica de peluquería y, a ser posible, evitar su utilización.

Finalmente, un modo de vida sana, una alimentación equilibrada, descanso y el menor estrés posible son factores beneficiosos para la salud del cuero cabelludo.