• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El crecimiento del pelo es cíclico, con una fase de aumento que dura entre 2 y 5 años; y una fase de reposo y de caída que dura unos 3 meses.

Es normal perder unos 30 cabellos al día, pero la caída se multiplica por dos en otoño y en primavera, es lo que se llama la caída estacionaria. Sin embargo, se tiene la impresión de que la caída del cabello es mayor cuando se tiene el pelo sucio, por no lavarlo a diario.

No sólo se debe evaluar la importancia de la caída del cabello a diario, sino la densidad capilar, el volumen y el largo máximo del pelo. Las mujeres se dan cuenta de que están perdiendo pelo, porque pierden volumen.

El efluvio telógeno es una caída del pelo, pero de forma difusa, importante, y transitoria. Este efluvio se produce normalmente en las siguientes semanas al alumbramiento, y puede prolongarse varios meses.

mujer peinandoseEl efluvio telógeno puede aparecer tras una fiebre alta, una operación con anestesia general, o la ingesta de ciertos medicamentos (antidepresores o anticolesterol). Otra causa frecuente es dejar de tomar la píldora anticonceptiva.

La alopecia androgénica

La alopecia androgénica masculina se manifiesta normalmente por una caída del cabello que predomina a nivel de los parietales y en la zona de la coronilla, pero existen formas más difusas. La alopecia androgénica femenina se traduce en general por una caída del cabello difusa. Las formas localizadas deben atribuirse a una disfunción hormonal.

La alopecia androgénica femenina predomina en la zona de la coronilla, respetando, más o menos, la parte de atrás. Se percibe por una disminución del volumen y de la longitud del cabello, pero también porque el pelo modifica su textura, y por lo tanto el tamaño de su diámetro.

La alopecia androgénica es de origen genético y hormonal, con mayor sensibilidad en los cabellos que se encuentran en la zona superior de la cabeza.

La alopecia androgénica varía en función de las personas, desde los casos más severos, a formas más discretas. Normalmente evoluciona por etapas, con períodos en los que se pierde más pelo que en otros.