• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Existen cuidados corporales que reparan la epidermis después de las vacaciones: se trata de los tratamientos after-sun que hidratan intensamente la piel durante todo el año.

No tiréis vuestros fondos de crema solar y los botes de crema after-sun: tras la exposición y también para afrontar con total seguridad las primeras agresiones del otoño, estos cuidados para la cara y el cuerpo regeneran eficazmente la epidermis que ha sufrido por culpa del calor y de los rayos UV durante las vacaciones. Un buen cuidado solar puede utilizarse sin moderación como si fuera una crema hidratante.

Los dos cuidados after-sun de Topicrem son perfectos para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles.

El spray para el rostro y la cara de esta marca de referencia es ideal para las agresiones solares: calma los golpes de calor y la tirantez de la piel a la vuelta de las vacaciones gracias al Biotanning, un activo de origen vegetal que se extrae de la corteza de la naranja dulce. Este ingrediente activa y prolonga el bronceado de la piel seca, sedienta de suavidad.

Tras unos días en la playa, este producto se puede aplicar hasta que comience el otoño, puesto que se trata de un bálsamo SOS para combatir los golpes de sol, al ser una crema hidratante rica y calmante que suaviza las irritaciones y los enrojecimientos cutáneos. Sus agentes reparadores nutren intensamente, como si se tratara de un auténtico cuidado para la piel de un bebé. El resultado está más que demostrado: suavidad, confort, y elasticidad.