• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El peinado virtual no es más que la definición del peinado que se desea tener utilizando modelos de caras y modelos de peinados que ciertas páginas online ponen a disposición de los usuarios. Este concepto es ultratendencia. El peinado virtual es a la vez sencillo, rápido y eficaz. Se trata más exactamente de una sesión de relooking virtual.

No se va directamente a la peluquería, pero se determinada previamente qué corte de pelo os iría mejor. A esto se puede añadir el maquillaje, así como los productos cosméticos que podrían sublimar vuestro peinado. Podéis probar varios tipos de peinado sin que tengáis que tocar ni un solo pelo de vuestra cabeza. Esto no os llevará prácticamente nada de tiempo.

CabelloAdemás, el peinado virtual posee la ventaja innegable de cambiar vuestra imagen, lo que tendrá por consecuencia hacer resaltar vuestra personalidad. A esto se añaden el no tener que desplazaros y no perder un tiempo inútil, puesto que podéis hacerlo cómodamente desde casa, sentadas frente a vuestro ordenador y elegir así el peinado que más os favorezca.

La forma de elegir un peinado virtual

Elegir un peinado virtual es elegir entre miles de modelos diferentes. En estas páginas web podemos encontrarlo todo, desde los peinados más clásicos a los más fashion y más estilizados. Pero antes de proceder a una sesión de peinado virtual, es indispensable conocer bien el perfil personal.

Se debe comenzar por colocaros delante de un espejo. Después cogéis vuestro pelo y lo estiráis hacia atrás de forma a dejar descubierta la forma de vuestra cara. Observáis vuestros rasgos, e intentáis distinguir la forma de la mandíbula, la de la frente y la de las mejillas.

Una vez bien identificado vuestro perfil, deducís la forma de la cara: redonda, ovalada, o rectangular. Para ayudaros a aportar mayor precisión, estas páginas virtuales os suelen ofrecer varias descripciones de diferentes tipos de cara.

Después de esta etapa, elegís el modelo de cara más adecuado y pasáis revista a todos los peinados que preferís. Algunos sitios ofrece incluso la posibilidad de cargar vuestra foto con el fin de aportar el soporte para la elección del peinado.