• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Se acabó el quebrarse la cabeza para una velada especial. ¿Tenéis ganas de un peinado a la vez chic y original? Optad por el estilo Geisha. Sacado del peinado tradicional chino, el look Geisha es un peinado muy refinado que las japonesas de antaño lucían con orgullo.

Se trata del famoso shimada, un moño muy complicado decorado con diversos accesorios. Perlas, hojas, flores, plumas… Se trata del arte del peinado en todo su esplendor.

Lejos de ser algo en desuso, el moño siempre es sinónimo de elegancia. También, con ocasión de una velada importante, tenéis la elección entre diversos estilos de shimada: un moño plano, con volumen, decorado con tejidos o trenzado. Despertad a la artista que lleváis dentro.

CabelloAdemás, un peinado original bien confeccionado y adaptado a vuestro vestido os hará todavía más especial. A pesar de parecer complicado, el peinado Geisha es perfectamente realizable en casa.

Algunos trucos para el moño

Para realizar un perfecto shimada trenzado, debéis haceros con varios accesorios. Para fijar el moño, necesitaréis varias horquillas cortas, un alambre fino, y pequeñas ballenas. Para el peinado, necesitaréis un cepillo, un spray y cera.

Para embellecer el moño, no dudéis a la hora de dar rienda a vuestra fantasía. Podéis optar por hojas de tela, plumas, perlas o flores artificiales. Lo ideal es dejarse llevar por vuestro propio espíritu creativo.

Una vez que tengáis todos los accesorios al alcance de la mano, separad el pelo en dos mechas, trenzadlas con delicadeza. Llevad las trenzas por detrás de los hombres, y luego, enrolladlas hacia adelante o hacia atrás. Proceded trenza por trenza.

Después fijad los dos moños con ayuda de las horquillas y las ballenas. Proceded ahora a la ornamentación. Para fijar la hoja de tela sobre el moño, utilizar un alambre o una horquilla. Lo mismo hay que hacer para el resto de accesorios. Para mantener el peinado, aplicad laca o un spray fijador.