• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

¿Tenéis canas? No es preocupéis, eso lo ocurre a todo el mundo. Lo más duro de aceptar es que aparezcan sin previo aviso. Para camuflar las canas, nuestro primer reflejo es recurrir a diferentes tipos de cuidados capilares.

Sin embargo, un producto no adaptado puede agravar la situación. Por eso es bueno conocer bien todo lo relacionado con las canas, antes de someterse a cualquier tipo de tratamiento capilar.

Las razones de que aparezcan canas

El pelo blanco es el resultado del ralentización, y más tarde de la parada completa de la síntesis de la melanina, el pigmento responsable del color del cabello. Dado que este elemento ya no se sintetiza a nivel de la raíz, el cabello pierde su color de origen y se vuelve blanco. Por supuesto, podéis arrancar las canas una por una, pero también es bueno saber que una vez que el pelo empieza a blanquear, ya no deja de hacerlo con ese mismo color.

Los factores que provocan las canas

Es una cuestión de naturaleza. El fenómeno puede ser de origen hereditario: si tenéis padres con el pelo blanco de forma precoz, hay muchas bazas de que eso os ocurra Cabellotambién a vosotras. Un choque psicológico o emocional: si el golpe en cuestión es grave, puede conducir a la destrucción de la melanina.

Consejos para combatir las canas

Lo más importante es ver primero si tenéis muchas o pocas canas, o si el proceso tan sólo acaba de comenzar. En efecto, el tratamiento adecuado depende del número de pelos blancos que tenéis en la cabeza. Se pueden presentar tres casos:

Si tenéis menos de un 20% de canas: una coloración suave o semipermanente puede ser suficiente. En ese caso, la coloración no afecta a la salud del cabello, puesto que no lleva peróxido. En todo caso, tras varios lavados, habría que repetir la misma operación.

Si tenéis entre un 20% y un 40% de canas: el tono sobre tono es el mejor medio para camuflar las canas. Este tratamiento puede durar entres seis y ocho semanas, procediendo a la coloración por transparencia.

Si tenéis más del 40% de canas: una solución permanente y más agresiva se impone. La finalidad es la de dar color a la totalidad del cabello. Por el contrario, deberíais hacerlo de forma regular con el fin de evitar el efecto raíz.

En cualquier caso, podéis decidir mantener el pelo blanco. Podéis juzgar que os van bien las canas. Sin embargo, el pelo siempre requerirá ciertos cuidados. Estos tratamientos especiales tendrán por efecto evitar que el pelo no se vuelva amarillo. La contaminación y cualquier agresión externa puede tener ese efecto sobre las canas. El uso de champús especiales y lo más recomendable.