• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Las recetas y trucos de belleza hechos en casa ofrecen excelentes cuidados de la piel, pero por un coste menor. Normalmente, basta con buscar en los armarios de la cocina para encontrar los ingredientes necesarios. Tan eficaces como los cuidados propuestos en los comercios, las recetas de belleza hechas en casa son muy naturales.

Además, su preparación está al alcance de todas, incluso principiantes. Una exfoliación casera puede dejar la piel limpia y lisa con toda eficacia. En vez de invertir en un producto industrial, ¿por qué no crear el producto exfoliante con ingredientes de toda la vida? La cosa es muy sencilla: basta con mezclar sal o azúcar con aceite de oliva, y el cosmético ya está creado.

ConsejosLa sal o el azúcar exfolia la piel mientra que el aceite de oliva hidrata. ¿No tenéis aceite de oliva en casa? La miel es otra buen opción. En este caso, basta con mezclarla con azúcar, y el cosmético está listo para su aplicación.

Una mascarilla purificadora casera

Para cuidar la piel en profundidad, una mascarilla semanal es lo más recomendable. Todo el mundo tiene tomates en la nevera. El tomate se puede utilizar para un tratamiento completo de la piel del rostro, y que a la vez sea purificador.

Basta con mezclar un tomate (la pulpa) con dos cucharadas de café de yogur natural. La mezcla untuosa se aplica sobre la cara, y se deja actuar 20 minutos antes de enjuagar.

Los cuidados hidratantes

El secreto de una piel bonita reside en su hidratación. Es imperativo hidratar a diario la piel con ayuda de unos cuidados adaptados. Además de la crema de día o de noche aplicada a diario, debéis utilizar una mascarilla hidratante una vez a la semana. Y para eso no hace falta gastarse mucho dinero.

Independientemente del tipo de piel, basta con mezclar un poco de miel líquida con el zumo de un limón, a razón de una cucharada de miel por una cucharada de zumo de limón. Dejad reposar unos veinte minutos y luego enjuagad con agua abundante.