• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Sin contener ningún tipo de músculos, el mantenimiento natural del pecho está garantizado por la piel de la parte baja del cuello, en el inicio del escote. Con el tiempo, la piel pierde su tonicidad, y por eso es importante adoptar ciertos cuidados adaptados. Veamos primero las cremas.

Las cremas o aceites especiales para el pecho tiene normalmente como función la de reafirmar los senos gracias a su acción tensora. También previenen el relajamiento, mejorando la elasticidad de la piel. Normalmente se aplican a partir de los 30 años. Antiedad, o con acción lifting, estas cremas permiten ofrecer una segunda juventud al busto de la mujer.

Los productos cosméticos reafirmantes contienen vitamina E, ayudan a mantener la juventud y la firmeza del busto. La manteca de cacao también es un verdadero aliado para el busto, suave, nutriente y estimulante de la circulación sanguínea. Los productos se aplican con ligeros masajes circulares alrededor de cada seno.

ConsejosLa zona del mantenimiento no debe olvidarse, masajeando de la base del pecho hacia el cuello y los hombros. Muchas marcas como Yves Rocher, Clarins y Diadermine ofrecen cuidados especiales para el tratamiento de la piel del busto.

Un bonito escote a cualquier edad

Algunos trucos y consejos pueden ser útiles y eficaces para mantener a cualquier edad un bonito escote. No expongáis durante mucho tiempo esta parte del cuerpo al sol, la piel en esta zona del cuerpo es muy sensible. En todo caso, siempre conviene protegerse bien con un bronceador que filtre bien los rayos solares.

Se recomienda darse duchas frías, que son excelentes para cerrar los tejidos. También es indispensable elegir un sujetador bien adaptado. Este debe garantizar un correcto sostenimiento de los pecho, y no debe ir muy apretado.

Algunos ejercicios tienen por finalidad trabajar los músculos de alrededor, que permiten tener un pecho turgente. Se trata, en concreto de reforzar los músculos del cuello y los pectorales.