• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La decoración de la mesa de Navidad es algo importante, puesto que se trata de escoger el mantel, y los accesorios decorativos que la van a vestir. No obstante, el punto más importante de la decoración es el centro de mesa.

Cuando se recibe a los invitados para la Navidad, todo el mundo quiere que la cosa salga a la perfección. Primeramente el menú, sobre el que solemos pensar desde hace más de seis meses de anticipo, buscando siempre la mejor solución para que los platos casen bien entre ellos. Después, se pone el acento en la decoración, queremos que sea chic, tradicional y con glamour.

Pero el toque más importante se lo lleva el centro de mesa. Tiene que estar a la altura del resto, pero no debe ser algo impositivo, puesto que se corre el riesgo de no dejar espacio suficiente para los platos y los mesa de navidadcubiertos de los invitados. Lo ideal es confeccionarlo a base de flores y plantas.

En cuanto a la forma, si la mesa es redonda, se debe tener previsto un centro redondo, y si es alargada, se debe realizar un centro más bien ancho y rectangular, de esta manera conseguimos alargarlo un poco más.

El uso de las plantas

El pino es lo más socorrido. Si pensáis que tenéis habilidades para ello, el pino ofrece muchas posibilidades para crear un centro de mesa. Se pueden comprar ramas de pino en la floristería, o quitarle algunas al árbol de navidad. Después se debe buscar la base a la que se le van a incorporar las ramas y el resto de complementos. Lo ideal es usar espuma de floristería, o un soporte de corcho blanco que luego podemos cubrir con papel de aluminio.

Es bueno que dejemos sitio para incorporar algunas velas (blancas o rojas), y más bien grandes. En cualquier caso, las velas no deben estar en contacto con la espuma para engarzar las ramas de pino. Para esto existen palmatorias que se pueden pinchar en el corcho, lo que nos evitará una mala sorpresa cuando se enciendan las velas. Una vez que se han colocado las ramas de pino, y se han colocado las velas, se pueden añadir otros elementos decorativos, pero sin sobrecargarlo. Como toque final, se puede poner un poco de nieve artificial.