• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Todas lo sabemos, aunque muchas estén más o menos enganchadas al tabaco, y es que fumar mata. El tabaco, junto al alcohol es una de las drogas (aunque legalizadas) que más personas puede llegar a matar, y es que sus efectos son perversos. Es por ello que el tabaco durante el embarazo es tan peligroso, ya que si de por sí es un gran problema de salud pública, más lo es durante el embarazo.

Los riesgos de fumar durante el embarazo son muchos y diversos. Entre ellos, podemos destacar el hecho de que el fumar durante el embarazo aumenta la posibilidad de qué el niño nazca con menos peso de lo saludable. Este bajo peso puede deberse al desarrollo anormal del bebé en el útero, un parto antes de tiempo, o las dos cosas a la vez. Sea como sea, el tabaco durante el embarazo duplica la posibilidad de sufrir esta anormalidad.

El nacer con peso de menos es muy peligroso. Entre los múltiples riesgos que puede correr un bebé de bajo peso, podemos subrayar la gran posibilidad de qué sufran problemas de salud en los primeros meses de vida, además de discapacidades de carácter permanente que les cree problemas de parálisis cerebral, retrasos y dificultades en los estudios.

Además de este grave problema, son muchas las posibilidades de tener un hijo con algún tipo de problema de salud y defectos congénitos, entre otros, destacable los problemas de corazón.

Como vemos, el tabaco durante el embarazo no es precisamente moco de pavo, así que debemos tener especial atención y dejar los vicios durante los nueve meses que dura ese embarazo además de intentar no frecuentar lugares donde el humo este presente de manera habitual.

De hecho, una de las grandes posibilidades que puede ofrecernos este embarazo es la de ponernos como meta dejar de fumar, tanto tú, como tu pareja. Por mucho que las ansias de satisfacer la necesidad sean grandes, fumar no deja de ser una droga que debemos erradicar sino queremos acabar sufriendo sus crueles efectos.

Así que ya sabes, si vas a ser madre dentro de unos meses, deja el tabaco de un  lado. Tu bebé y tu conciencia te lo agradecerán.