• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Cada tipo de piel unos cuidados adaptados. Conviene saber que las pieles negras están más expuestas a las manchas y a los riesgos de alergia. Esto parece paradójico: las pieles negras son frágiles, pero se adaptan mejor al sol. De esta forma, conviene elegir correctamente un cuidado hidratante y evitar los productos decapantes.

En efecto, hay que tener en cuenta la fragilidad de la piel, puesto que este tipo de productos agrede el film hidrolipídico, lo que hace que la piel esté más expuesta a la sequedad y al envejecimiento prematuro.

La exfoliación y el peeling se presentan como tratamientos para eliminar las células muertas, sabiendo que éstas se regeneran muy rápido. Contra las manchas, tan sólo hay una palabra clave, la paciencia.

MaquillajeNo os aventuréis en el hecho de unificar vuestro cutis a través de gestos milagrosos, puesto que pueden convertirse en tratamientos peligrosos para la salud de la piel. Es preferible usar productos más suaves de forma regular. No dudéis a la hora de pedir consejo a un dermatólogo.

Elegir el maquillaje correcto para pieles negras

Belleza natural suele ser la divisa de las mujeres de piel negra. En cualquier caso, esto no impide maquillarse, regularmente u ocasionalmente, con el fin de acentuar la mirada o la sonrisa.

Para cutis mates, más vale elegir un fondo líquido, más fácil de aplicar y de homogeneizar. Si deseáis afinar vuestro rostro, aplicad un blush de color nácar sobre los huecos de las mejillas. Elegid este mismo tono para la sombra de ojos.

En cuanto al maquillaje para los ojos, la idea es de hacer resaltar el color. Por ejemplo, los ojos marrones armonizan bien con colores ciruela o plateados. Evitar los colores vivos.

Sin embargo no está prohibido probar diversas combinaciones de colores que pueden resultar interesantes al final. Para los labios, más vale priorizar la tendencia cruda. Un gloss transparente puede ir muy bien.