• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Eficaces y sin riesgos, las microinyecciones de colágeno o de ácido hialurónico borran las arrugas profundas, y redibujan los contornos de la cara, aportando un toque de sensualidad a una boca demasiado delgada. Lo mejor es que no hace falta someterse a una operación de cirugía estética.

Hoy en día existen diferentes productos que permiten colmar las arrugas y dar volumen a ciertas zonas de la cara. Entre ellos está el colágeno, el ácido hialurónico, y los geles a base de microperlas. La mayoría de estos productos son reabsorbentes, es decir que el organismo los elimina progresivamente. Su duración de vida varía entre los 6 y 18 meses, en función de cada producto.

Los efectos del colágeno

Si vuestras arrugas de la sonrisa no os hacen sonreír, y si el volumen de vuestros labios no es bonito y que deseáis un cambio, pero no definitivo, entonces estas técnicas os encantarán. Nada que ver con el efecto tensor del lifting: aquí lo que se busca es colmar las arrugas y recrear volumen en ciertas zonas de la cara.

Inyección de colágenoLos médicos especialistas en estética trabajan con estas técnicas, respetando la armonía de la cara. Los labios con poco volumen pueden envilecer una bonita cara.

Las microinyecciones pueden borrar las arrugas más profundas. Pero estas arrugas de expresión volverán a aparecer, y eso es natural, puesto que el rostro tiene vida. También se pueden eliminar las arruguitas más finas, concretamente alrededor de los ojos y de la boca.

Las microinyecciones permiten también aumentar el volumen de los pómulos y corregir la piel descolgada a nivel del mentón. El contorno de los labios es impreciso y está menos tonificado. Estos productos contribuyen igualmente a dar mayor volumen a los labios.

Nuestra piel contiene fibras de colágeno: producidas por los fibroblastos, garantizando cierta solidez. Su renovación disminuye con el tiempo, lo que provoca un adelgazamiento de la dermis, que está en el origen del envejecimiento de la piel.