• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Muchas veces nos olvidamos de ellas, sin embargo, las cejas forman parte fundamental de la belleza de la mirada de una mujer. Pero qué métodos adoptar para que las cejas estén más bonitas y mantenerlas en un estado de salud óptimo. Hoy planteamos una serie de consejos y trucos prácticos para el cuidado de esta parte fundamental del rostro.

Las tendencias cambian con los tiempos. Al principio se llevaban unas cejas curvadas y muy delgadas, después se volvieron más anchas en los años 70. En los años 90 se pusieron de moda las cejas rasuradas. Para un cuidado óptimo de las cejas, no olvidemos que necesitan un tratamiento específico y a diario.

De forma general, nuestro consejo es limitar al máximo las acciones que se van a ejercer sobre las cejas puesto que los resultados a largo plazo podrían ser catastróficos. Si la apariencia de las cejas no es lo que más nos gusta de la cara, podemos intentar un cuidado específico antes que intentar medidas radicales que terminaríamos por lamentar.

Depilación

Estimular la circulación sanguínea de los folículos pilosos

Para ello, basta con practicar un ligero masaje circular sobre las cejas, en direcciones diferentes, con ayuda de un producto rico y nutriente que estimule la circulación sanguínea de los folículos pilosos y favorezca el crecimiento de las cejas. Por ejemplo, se puede utilizar aceite de almendra dulce, aceite de ricino, o aceite de coco, puesto que tiene múltiples virtudes sobre la piel.

Adoptar una correcta alimentación

Para unas cejas bonitas y con buena salud, debemos adoptar un régimen alimenticio rico en vitaminas A, B, E, y en minerales, principalmente zinc y hierro.

Utilizar un producto específico

En el mercado existen muchos cosméticos que favorecen el crecimiento y la salud de las cejas, y normalmente se venden en forma de serum. En todo caso conviene ser prudente en cuanto a la composición del producto y siempre probarlo antes de la aplicación sobre un brazo.

La depilación cuidadosa

Si habitualmente nos depilamos las cejas, conviene tener en cuenta ciertas recomendaciones antes de empezar. Como regla general siempre debemos depilar lo menos posible. Una vez la depilación realizada, ya no hay marcha atrás posible. Debemos conservar una forma de las cejas que sea natural y dibujar previamente la línea de forma a no salirnos del trazado.

El maquillaje permanente de las cejas

Hay muchas mujeres adictas al maquillaje permanente de las cejas. En efecto, esto puede ser una buena solución si las cejas presentan problemas de crecimiento, o cicatrices. Entre 1 y 2 horas son suficientes para salir con unas cejas bien tatuadas por un profesional, que tendremos que retocar cada 6 semanas aproximadamente para un resultado perfecto. Debemos escoger una forma de las cejas que se adapte perfectamente a la forma de la cara.

El maquillaje de las cejas

Debemos utilizar un maquillaje para oscurecer o aclarar las cejas. Si tenemos un color de pelo oscuro, podemos aplicar un color más claro en las cejas. Si tenemos el pelo claro o rubio, podemos escoger un color de cejas más oscuro. En todo caso, la diferencia no debe superar los 2 grados de matices.

Si nuestro pelo está teñido y que no queremos dar color a las cejas, podemos utilizar el negro o comprar una sombra de ojos y un lápiz de buena calidad del mismo color que el tono del pelo. Se aplica crema blanca muy pigmentada con la ayuda de un pincel fino para cubrir el color oscuro. Normalmente hay que aplicar diferentes capas. La crema se cubre con polvo transparente o translúcido y luego se aplica el color escogido.

Al igual que las pestañas, las cejas necesitan una serie de cuidados para mantener su belleza y una salud correcta. Por tanto, debemos aplicar ciertos cuidados a diario para mantener una mirada mucho más intensa y permanente durante todo el día.