• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Conocida desde hace siglos por sus beneficios, la arcilla no sólo es un producto cosmético eficaz, sino también un método económico que se adapta bien a cada tipo de piel, en vistas a un tratamiento corporal, y de la piel.

La arcilla es bactericida, regeneradora, y antiséptica, y puede ser utilizada para ciertos cuidados corporales y del rostro. Basta con diluir algunas cucharadas de polvo de arcilla en agua para obtener una mezcla untuosa que se puede aplicar directamente sobre la piel. Luego no hay más que esperar a que la arcilla se seque, y se puede enjuagar con abundante agua.

La arcilla verde es la más conocida y absorbe el sebo producido en exceso por las pieles grasas o mixtas. Esta arcilla es remineralizante, regeneradora y nutriente. En verano, si tenéis problemas de retención de líquidos, una aplicación de arcilla verde como tratamiento corporal, puede ayudar a calmar y quitar la hinchazón cutánea.

mujer con máscara de arcillaLa arcilla roja debe su color a su abundante contenido en óxido de hierro. Gracias a su riqueza en oligoelementos, y a sus propiedades para equilibrar, se puede utilizar en pieles secas y sensibles. Como tratamiento facial, tiene un efecto iluminador, puesto que es capaz de estimular la circulación de la sangre y flexibilizar la piel.

La arcilla blanca remineraliza la piel sensible y seca, y limpia suavemente la epidermis, eliminando las toxinas. La arcilla rosa es suavizante, y borra las rojeces e irritaciones de las pieles reactivas. Un tratamiento muy eficaz con arcilla rosa es sumamente calmante.

La arcilla amarilla permite que las pieles grasas y sensibles se beneficien de un cuidado facial, o de un tratamiento corporal tonificante. La arcilla azul es buena para todo tipo de pieles, y elimina las impurezas.

La arcilla puede ser utilizada como tratamiento capilar. La arcilla verde es la más recomendada para cabellos grasos, y también si padecéis alopecia, o bien si deseáis combatir las canas. Si vuestro cabello es seco, se puede aplicar una arcilla blanca. Al igual que para los cuidados faciales y corporales, la arcilla elimina las impurezas.