• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

¿Conocéis las mascarillas para el rostro que se aplican, que luego se enjuagan, o que se limpian? ¿Conocéis aquellas que se retiran en forma de film? Independientemente del tipo de técnica utilizada, lo cierto es la eficacia demostrada de las mascarillas peel off, puesto que tienen virtudes extraordinarias para la piel, además de ser muy prácticas.

La mascarilla

Una mascarilla peel off o mascarilla film es una técnica cosmética para el rostro que se transforma en film gelatinoso. La mascarilla ofrece sus activos sobre la piel mientras se va secando. Luego, basta con retirarla, como si se tratara de una cinta adhesiva. No es para nada doloroso, y además ofrece muchas ventajas.

La función

Las mascarillas tienen diferentes propiedades en función de los activos que la componen, pero sobre todo se utilizan para purificar las pieles grasas y aclarar el tono. Efectivamente, la arcilla forma parte de los ingredientes claves para absorber el sebo. También hay mascarillas peel off que poseen una acción exfoliante. De hecho, cuando se retira de la cara, tirando de una punta del film, se llevan consigo las células muertas que molestaban sobre la superficie de la piel.

mujer con mascarilla facialEl simple gesto del film permite ya mejorar la tonalidad de la piel, pero los activos actúan también durante la fase de secado.

Aplicación

La utilización es sencilla: basta con aplicarla (sobre una piel limpia y seca), con la punta de los dedos de manera uniforme, en una capa fina y dejarla secar. Ciertas mascarillas se presentan en forma de polvo que se deben mezclar con agua, y se aplican de igual modo tras haber realizado la mezcla.

Después, basta con tirar suavemente de uno de los extremos para que la mascarilla se despegue.

Ventajas

La principal ventaja es la de acumular la acción química de los ingredientes de la fórmula que actúa sobre la piel, y la acción mecánica del film que despega las células muertas. Además, con estas mascarillas, no hay ninguna posibilidad de que gotee mientras se seca: eso permite que se puedan hacer otras actividades durante el tiempo de secado, al igual de que tampoco es necesario enjuagarla con agua, puesto que se puede aplicar la crema hidratante directamente, tras retirar la mascarilla de la cara.