• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El rasul procede del árabe «rasala» que significa «lavar». El rasul sirve para lavar, y más precisamente para retirar de la piel las impurezas, gracias a los oligoelementos y a las sales minerales que contiene. A diferencia del jabón, el rasul ofrece una acción astringente, desengrasante, y reguladora.

Estas virtudes son buenas para la piel, el rostro, y el cuerpo, pero también para el pelo, que necesita un baño de vitalidad. La arcilla se adapta bien a las pieles grasas por sus propiedades reguladoras de sebo, sin excluir a las demás pieles que suelen estar menos castigadas.

La aplicación

Si bien en los países del Magreb, el rasul reemplaza al champú y al jabón, en occidente se suele utilizar en forma de mascarilla facial o corporal. Como todas las arcillas, el rasul se presenta en su estado natural, en polvo o en plaquetas. Lo de menos es su forma, puesto que basta que lo mezclemos con un poco de agua para cambiar su textura.

La pasta debe se espesa, maleable y cremosa. Tiene que poder aplicarse sobre la zona deseada, sin que gotee. El tiempo de reposo sobre el cuerpo suele ser de unos 20 minutos, si no el enjuague puede resultar más penoso. En particular, aplicado en cabellos rizados, donde pueden esconderse algunos residuos, conviene enjuagarlos con más cuidado.

La acción de desenredar el pelo puede ser agresiva sin antes de la aplicación de la mascarilla no hemos soltado bien el pelo. La paciencia es necesaria, por supuesto, y los resultados son el mejor premio. Mientras tenemos puesta la mascarilla, se puede aprovechar el tiempo haciendo masajes circulares sobre la zona donde el rasul se ha aplicado, de forma que los beneficios sean todavía mejores.

Las variantes

Si la textura y el olor, más bien ásperos, no os terminan de seducir, podéis variar este tipo de tratamiento con otras formas de cuidados de belleza. Muchas mujeres añaden agua de rosas, azahar, jazmín para perfumar la mezcla arcillosa. A la hora de aplicar la mascarilla sobre el cabello, se puede añadir polvo de manzanilla para aclarar el tono del pelo.