• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Estrés, cansancio, frío, todo esto afecta a nuestro pelo, por eso el período del invierno es nefasto para la salud capilar. Veamos algunos consejos para mantener un pelo bonito durante los meses de frío. En la práctica, para tener un pelo bonito deberemos pensar en el tiroides, eliminar el estrés, comer mejor, y mantener ciertos cuidados cotidianos.

Cabellos sanos y tiroides

Un pelo fragilizado, o un pelo que se cae con facilidad puede ser el reflejo de una disfunción de la glándula del tiroides. Las disfunciones del tiroides son relativamente frecuentes, particularmente en las mujeres. Un análisis del tiroides puede permitir que comprobemos que todo funciona bien a ese nivel.

En el caso de un hipertiroidismo (la actividad de esta glándula es excesiva, y conlleva un funcionamiento acelerado de todo el organismo), el cabello tiene tendencia a fragilizarse. Los demás síntomas de alerta mujer con pelo sueltoson: aceleración de las pulsaciones cardíacas, contracciones musculares más rápidas, excitación y agresividad, pérdida de peso, diarrea, intolerancia al calor, disminución de la libido.

En cuanto al hipotiroidismo (el organismo funciona inversamente, como al ralentí), y se traduce por una caída del cabello. Los demás síntomas del hipotiroidismo son: ralentización de las pulsaciones del corazón, agujetas, agujeros de memoria, depresión, piel seca y pálida, estreñimiento, aumento de peso.

Cabellos bonitos, adiós al estrés

El estrés repercute en la salud capilar. Especialmente se le reconoce por conllevar o acelerar la caída del cabello. Este efecto es debido a ciertas modificaciones hormonales, pero el estrés actúa igualmente ralentizando la circulación sanguínea a nivel del cuero cabelludo.

Por lo tanto, para mantener la salud capilar, más vale comenzar por eliminar el estrés. Esto es más fácil decirlo que hacerlo, pero nunca imposible. Es muy recomendable hacer ejercicio físico, lo ideal es practicar algún deporte de dos a tres veces por semana. En último caso, conviene caminar mucho, y moverse siempre que se pueda. Finalmente, el yoga o la práctica de la relajación es un excelente método para alejar el estrés de nuestra vida.