• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Efectivo por ser una máquina de las denominadas de última generación, tonifica tus glúteos con el elíptico, desarrollado especialmente para un entrenamiento deportivo aeróbico.

Es excelente ya que con él se pueden trabajar varios grupos de músculos de los miembros inferiores y hacerlo de forma simultánea, teniendo así un efecto sobre la zona de glúteos que actúa como el principal motor del movimiento realizado.

Tonifica tus glúteos con  el elípticoPara comenzar a utilizarlo dentro de una rutina semanal puede comenzarse con 2 o 3 sesiones en días no consecutivos y en un tiempo no mayor de 40 minutos de duración por sesión.

Asimismo, el tiempo de cada entrenamiento debe fraccionarse en series, recomendándose que se realicen 3 series de 10 a 15 minutos cada una de ellas, descansando luego unos cinco minutos entre cada serie.

En una rutina bien diagramada previo a utilizar el elíptico es aconsejable realizar una serie de ejercicios de fuerza localizada en la zona de los glúteos que es la que se desea tonificar. Esta rutina puede hacerse en una máquina con poleas o también en el suelo haciendo el tradicional ejercicio de patadas colocándose en posición de banco.

Para lograr buenos resultados, además del elíptico se sumarán a la rutina un trabajo aeróbico que puede ser bicicleta, cinta y trote, haciendo en un comienzo tiempos de 10 a 15 minutos incrementándolos hasta llegar a los 60 minutos.

La técnica de utilización del elíptico tiene que realizarse de forma correcta no solo para lograr resultados beneficiosos sino para evitar lesiones.

Mantener la espalda recta durante la ejecución de cada movimiento, además de sujetar de forma fuerte los manubrios realizando siempre movimientos hacia el frente y hacia atrás.

Los brazos y el tronco también cumplen un papel importante ya que mientras un de los brazos hace el movimiento de extensión el otro realiza la contracción y los pies deben mantenerse apoyados en todo momento con “toda la planta” sobre las plataformas, evitando siempre realizar ejercicios en puntas de pies, ya que pueden producirse contracturas y dolor.

Al finalizar el entrenamiento deben realizarse siempre 1 minuto o 2 de ejercicios de estiramiento, ya que con esto las fibras musculares se reordenan acelerándose el proceso de recuperación y evitar los dolores musculares.