• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Con un gran poder saciante las proteínas ayudan a perder peso pues para digerir alimentos que las contienen necesitan más energía. Por lo tanto un consumo adecuado de proteína ayuda al crecimiento y mantenimiento de la masa muscular.

Todo lo anteriormente dicho explica lo beneficioso de consumir proteínas en una dieta para promover la pérdida de peso.

Proteínas y su gran poder saciante

Existen diferentes estudios que indican que consumir proteínas, en comparación con hidratos de carbono o grasas, promueve la sensación de saciedad y ayuda a suprimir la sensación de apetito.

En esos estudios se pudo comprobar que existen señales moleculares que hacen de conexión entre el cerebro y el estómago generando sensación de saciedad y haciendo que el hambre desaparezca.

Proteínas para perder peso

Tras la ingesta de un alimento rico en proteínas el cerebro recibe una señal de saciedad, esto se debe a que los alimentos altos en proteínas se mueven lentamente a través del estómago y por lo tanto evita el hambre.

Por ello, concociendo el principio de que las proteínas producen un efecto de saciedad si queremos adelgazar debemos utilizar una estrategia que las incluya en nuestro plan alimenticio.

Lo recomendable es realizar cinco comidas diarias y añadir en cada una de ellas alimentos que contengan un alto índice de proteínas, pues así se podrá mantener la sensación de plenitud durante todo el día.

A mayor masa muscular mayor gasto energético

Si queremos perder grasa y adelgazar no solo debemos pensar en hacer una dieta baja en calorías y añadir a este plan una rutina de ejercicio físico, sino también añadir a esta estrategia una cuota diaria de proteínas para proporcionar al organismo todo lo que necesita.

Cuando se añaden proteínas a la dieta para adelgazar no solo se ayuda a la pérdida de grasa sino también a preservar la masa muscular o incluso aumentarla con una rutina de ejercicios anaeróbicos.

Debemos tener en cuenta además que los músculos son el tejido más activo metabólicamente que posee nuestro organismo aún cuando estamos en reposo. Por ello, cuanto más músculo tengamos más calorías diarias seremos capaces de quemar.

Así, a pesar de que hagamos una dieta baja en calorías el secreto para bajar de peso reside en asegurar una ingesta de proteínas diarias con una media de 1,2-1,5g de proteínas por kilogramo de peso corporal.

Cuando nos iniciamos en una rutina de ejercicios anaeróbicos para perder grasa muchas veces perdemos la motivación porque no vemos resultados rápidos reflejados en la balanza.

Las proteínas ayudan a adelgazar y estimulan el desarrollo muscular

Las proteínas estimulan el desarrollo muscular y por ello proporcionar a nuestro cuerpo un suministro constante de ellas durante el día, algo fundamental para obtener un crecimiento muscular óptimo.

Asimismo, las proteínas (moléculas complejas para ser digeridas) necesitan de mayor cantidad de recursos que otros nutrientes para ser digeridos, esto significa que el cuerpo genera más calor, quema más calorías y por lo tanto se baja de peso.

Mientras las grasas y carbohidratos necesitan entre un 10 a un 15% de la energía de la comida para poder digerirse, las proteínas requieren hasta un 25% del gasto energético de una comida para poder digerirse y esto se traduce en un aliado para adelgazar.