• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Llevar una minifalda o un bañador es el mejor método para mostrar toda la feminidad en su esplendor. Sin embargo, no hay nada más incómodo para una mujer que tener pelos en las piernas. El recurso a la depilación es primordial para lucir unas bonitas piernas, en armonía con el resto del cuerpo.

La depilación de las piernas

Con el fin de conseguir una perfecta depilación, se debe elegir entre las técnicas siguientes, en función de cada necesidad. En todo caso, se recomienda limpiar siempre bien la piel antes de cualquiera de los métodos disponibles. No obstante, se desaconseja aplicar una crema hidratante antes de cada depilación.

Las técnicas de depilación de las piernas

Existen varios métodos y técnicas de depilación para las piernas.

La crema depilatoria es uno de los métodos más prácticos y más corrientes, pero el crecimiento se realiza bastante rápido. La cuchilla también se utiliza mucho. Se recomienda usar una cuchilla especialmente concebida para mujeres y una espuma de afeitar hipoalergénica para evitar las irritaciones. En todo caso, el crecimiento del vello se realiza bastante rápido. A la larga, el vello se va endureciendo.

DepilaciónLa depiladora eléctrica permite arrancar los vellos desde la raíz. Este método de depilación presenta efectos duraderos, puesto que el crecimiento del vello comienza a partir de la tercera o la cuarta semana.

La depilación a la cera

La cera caliente es igualmente uno de los métodos más eficaces para la depilación de las piernas. En todo caso, se desaconseja a las personas con varices o problemas varicosos.

La depilación con cera fría tiene ciertos inconvenientes en personas con mala circulación a nivel de las piernas. Para que la depilación a la cera no sea muy dolorosa, los vellos deben tener un largo de al menos 5 ó 6 mm. Este método permite arrancar eficazmente el vello desde su raíz.

El crecimiento comienza a partir de la quinta semana. Los vellos que vuelven a crecer son más finos y discretos. De hecho, la depilación a la cera puede realizarse sobre cualquier parte del cuerpo, salvo para quienes presentan una piel sensible.