• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Fue Shalimar de Guerlain el que abrió las puertas a los perfumes orientales. Se trata de una fragancia atrevida, romántica, ideal para personas enamoradas. Recordemos algunos datos de la casa de perfumería, conocida en el mundo entero.

Guerlain nace en París, en la calle de Rivoli en el año 1828. La casa fue fundada por Pierre-François-Pascal Guerlain, un químico de profesión. Enseguida destaca en Europa por sus perfumes absolutamente voluptuosos. A su muerte, sus dos hijos, Gabriel y Aimé, se hacen cargo de la empresa familiar.

El nacimiento de Shalimar

En el año 1889, Aimé Guerlain confecciona el perfume Jicky, compuesto de ámbar y de musc. En 1921, su sobrino, Jacques Guerlain, quiere crear un nuevo perfume. Y por casualidad, vierte algunas gotas de etilvainilla, una vainilla sintética. Entonces, queriendo ir más lejos, elimina los aromas amaderados y de lavanda, y añade bergamota.

mujer en la cama con una florSin saberlo, está creando la Guerlinade, convirtiéndose así en un nuevo acorde de perfumería. Esta base es utilizada en el nuevo perfume Shalimar, compuesto, por tanto, por cítricos, limón, flores, vainilla, y bergamota.

La parte superior del frasco está realizada por Gabriel, en homenaje a su padre. Representa un tapón de champán. El frasco en forma de jarrón fue ideado por Baccarat. Para Jacques Guerlain eso no bastó, y quiso darle un nombre particular a su perfume.

Inspirándose en una historia de amor entre la joven princesa india, Mumtaz Mahal, y Shan Djahan, el rey del imperio Moghol. Éste mandó construir para su difunta mujer un mausoleo, el Taj Mahal. Shalimar es el nombre del jardín, un lugar sagrado para los amantes.

Shalimar significa «templo del amor» lo que le va como anillo al dedo al perfume con efluvios románticos embriagadores. Cuatro años más tarde, el perfume se presentó en la Exposición Internacional de Artes Decorativas, y salió como ganador.

«La gloria es efímera, sólo el nombre perdura», decía Pierre-François-Pascal Guerlain, el fundador de Guerlain. Fiel a esta divisa de su fundador, la casa mítica ha sabido construir la suya propia basándose en unas creaciones perfumadas únicas.