• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La correcta redacción del currículum es uno de los pasos más importantes en la búsqueda activa de empleo. El currículum no es estático sino dinámico puesto que este documento muestra la formación y experiencia de un candidato que está en un constante aprendizaje. En el inicio del 2015 es un buen momento para actualizar tu currículum.

¿Qué recomendaciones generales son útiles para la redacción de un buen currículum?

Recomendaciones generales para la elaboración del currículum¿Cuál es la extensión correcta de un buen currículm? Lo ideal es redactar un currículum de una extensión que tenga entre uno y dos folios. Al acotar el espacio del texto también es fundamental aprovecharlo poniendo el punto de atención en la descripción de la formación, aptitudes y experiencia profesional. Prioriza el valor de lo esencial.

Aporta información concreta y no genérica. Desde el punto de vista de la formación, conviene concretar en el currículum la información referente a cursos de los que tengas un certificado correspondiente. Puedes añadir información adicional al título de cada curso para concretar el contenido del mismo (competencias).

Un buen currículum es aquel que es totalmente personalizado y ajustado a las condiciones de la oferta de empleo a la que te presentas como candidato. Lee con detenimiento la información de las ofertas de empleo para preparar tu carta de presentación y tu currículum de un modo asertivo.

En el contexto de una redacción correcta es muy importante evitar el uso de abreviaturas.

La experiencia laboral es muy valiosa en el currículum. En ese caso, describe con detalle esas experiencias de trabajo cuya experiencia puede ser valiosa para el puesto de empleo al que optas.

¿Qué datos de contacto puedes indicar en el currículum? Correo electrónico y número de teléfono móvil. También puedes añadir un enlace a tu blog personal.

Uno de los formatos de currículum más utilizados es el cronológico en el que el candidato describe sus experiencias formativas y profesionales de un modo temporal.

El conocimiento de idiomas también tiene un valor positivo en un buen currículum. En ese caso, concreta tu nivel de conocimiento de ese idioma a nivel de lectura, comunicación oral y expresión escrita. Conviene ser muy sincero en este punto.

Revisa la redacción del currículum con el objetivo de corregir posibles errores ortográficos o mejorar la estructura gramatical del texto. Utiliza frases breves. En relación con el tipo de letra, apuesta por la sencillez. Un buen currículum siempre debe ir acompañado de una fotografía que sea reciente.

Cuida todos los detalles vinculados con la presentación del currículum. Redacta tu currículum en un papel de calidad. Es recomendable pedir una segunda opinión para poder hacer cambios en el currículum teniendo en cuenta las recomendaciones y sugerencias de un mentor. Al presentar un currículum claro y sencillo, el seleccionador puede hacerse una idea de la información del mismo a través de una primera lectura rápida.