• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El nuevo concepto basado en que no es necesaria la privación para ganar la batalla contra los kilos de más es una propuesta que implica cambios en los hábitos cotidianos y permitir alimentos que hasta hace poco tiempo atrás estaban totalmente prohibidos si se deseaba bajar de peso.

La mayoría de los especialistas en nutrición aseguran que hoy es posible alcanzar el peso deseado y dejar atrás el que la cultura o la sociedad definen como “ideal”, desanconsejando por lo tanto seguir dietas muy bajas en calorías que hasta ahora ha sido una extensa batalla con la balanza como impiadoso reflejo de una realidad muchas veces alterada.

Nuevas tendencias de las dietas para adelgazarAsí, las nuevas tendencias en materia de nutrición hacen un fuerte cuestionamiento a ciertos principios que se daban como inalterables basados en dietas restrictivas y alimentos totalmente prohibidos, algo que no solo ha fracasado sino que también derivó en una mayor obesidad en el mundo.

Dejando de lado que no existe “ un peso saludable sostenido” si no se hace a través del placer por la alimentación y por lo tanto por la comida es imposible lograr resultados que se extiendan en el tiempo. Con una dieta equilibrada sin prohibiciones la relación con el propio cuerpo se vuelve más amigable, sumando a esto un replanteo de los hábitos alimenticios e incorporando la actividad física y dejando atrás el sedentarismo.

Una de las pruebas de que el modelo de dietas restrictivas es un fracaso puede verse en las miles de personas que pasan su vida de dieta en dieta sin resultados exitosos, estando demostrado que privarse del placer de la comida genera estrés y un mayor deseo por consumir todo aquello que debe evitarse.

Las dietas como has sido concebidas hasta ahora no han funcionado a largo plazo y privarse todo el tiempo de aquellos alimentos que se desean solo depara el fracaso. Solo es necesario ver las estadísticas que muestran que el 60% de la población mundial sufre de sobrepeso.

El nuevo modelo de dietas promueve sobre todo cambios sustanciales y sostenidos en el estilo de vida con un abordaje diferente sobre el problema del sobrepeso siendo necesario tener como objetivo alcanzar el peso posible y no el que indica la cultura adicta a un ideal que en la mayoría de los casos es irrealizable.

La estética es saludable pero sin exageraciones y la comunidad científica así lo entiende con relación a las dietas no equilibradas que a la larga solo traen problemas graves de salud, siendo los cambios de hábitos de vida el único planteo que sirve para bajar de peso y sostenerlo durante en el futuro.

Las dietas basadas en el hambre y las restricciones constantes son un fracaso ya que por lo general en pocos días ese tipo de alimentación se deja de lado. Por ello, es posible comer bien, sanamente e incluir todos los alimentos y adelgazar.

Un plan para bajar de peso puede incluir frutas, vegetales, carnes magras pero también cremas, chocolates y algo de alcohol todo en su justa medida y en función de cada caso en particular, de ahí la importancia de las dietas personalizadas que en definitiva tienen como finalidad verse bien y sentirse bien algo que puede resumirse en la palabra “bienestar”.