• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Ya hemos hablado en otro post sobre la nueva Dieta HCG que promete perder hasta 15 kilos en solo 30 días una noticia que ha despertado la curiosidad de muchas personas sobre todo porque además de la pérdida de peso, también promete una redistribución de la grasa del cuerpo de forma que se evitaría por ejemplo tener que realizarse una liposucción o masajes reductores.

El plan de adelgazamiento incluye, además de una dieta y diversas recetas de comidas para las distintas etapas de la dieta, la administración de una hormona la HCG que según aseguran los creadores de la dieta ayuda a adelgazar de forma sencilla.

Los peligros de la Dieta HCGEsta hormona producida durante el embarazo por las células que forman la placenta tiene una función clave para el feto que obtiene a través de ellas los nutrientes que necesita para desarrollarse.

Esta dieta utiliza la hormona como complemento para adelgazar y por lo general cada ciclo del tratamiento tiene una duración de aproximadamente unos 26 días que requieren por supuesto, una dosis diaria de HCG

Según los especialistas en nutrición, esta dieta para adelgazar surge en los años 50 cuando un médico Dr. Albert Simeons, descubre el efecto de esta hormona sobre el metabolismo y las grasas, vuelve a hacer conocida en losa años 70 y luego deja de usarse ya que estudios revelaron los problemas que podría traer para la salud.

Pasaron los años y hace poco tiempo nuevamente ha comenzado a ser prescripta por algunos médicos como un instrumento para adelgazar y con actuales nuevas versiones de la hormona en forma de gotas, sprays, píldoras y hasta cremas, la euforia comenzó nuevamente.

Sin embargo la FDA ha emitido una declaración donde establece que solo ha aprobado el uso de esta hormona en los tratamientos de infertilidad y toda otra aplicación debe considerarse como fraudulenta.

Existe además una extensa lista donde se enumeran los posibles efectos secundarios desde agitación y dolores de cabeza, hasta problemas potencialmente mortales como el síndrome de hiperestimulación ovárica, una dolencia donde los ovarios sobre-estimulados por la hormona pueden inflamarse y liberar fluido al abdomen que puede conducir a la formación de coágulos sanguíneos y fallas renales.

El Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Renales y Digestivas de los Estados Unidos también ha hecho su advertencia sobre la posibilidad de llevar a la formación de cálculos biliares y el Centro Médico de la Universidad de Maryland ha lanzado la alerta sobre posibilidad que la HCG provoque tirotoxicosis,  un importante incremento de los niveles de las hormonas de la tiroides en la sangre.

Otro tema preocupante es la severa restricción calórica ya que el consumo calórico más bajo recomendado por día es de 1.200 calorías para las mujeres y 1,500 para los hombres. Cuando se restringen las calorías a solo 500, se corre el riesgo de no proveer al organismo con suficientes aminoácidos esenciales.

En definitiva un peligro latente a pesar que algunos médicos siguen recomendándola para bajar de peso, sin embargo,  nuestro consejo es consultar con el especialista y en lo posible seguir una dieta baja en calorías pero balanceada y comenzar a practicar actividad física una de las formas más saludables de bajar de peso sin correr riesgos innecesarios.