• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Normalmente la cereza se emplea en repostería y para fines culinarios. Pero esta fruta, jugosa y de color rojo intenso puede dar un plus de energía a una piel cansada. Utilizada como mascarilla, se debe aplicar unos veinte minutos sobre el rostro y el cuerpo, para que la piel pueda recuperar su tonicidad y brillo natural.

Pero como nada se tira y que todo se recicla, el rabo de la cereza es un aliado ideal para los cuidados adelgazantes. No hay nada como una tisana adelgazante usando como único ingrediente los rabos de cereza.

Cutis perfecto con el albaricoque

En vez de romperos la cabeza buscando una base de maquillaje, con el pretexto de que tenéis un tono decaído, elegid más bien una solución sencilla y menos costosa. La pulpa de albaricoque es ideal para recuperar un tono saludable en el rostro. Ofrece igualmente un efecto bronceado sobre la piel, como si vinierais de vacaciones en la playa.

Mujer comiendo frutaEl albaricoque os puede ayudar a recuperar un cutir perfecto, para que el maquillaje que os apliquéis resalte mucho más. Combinado con aceite de almendra dulce, una mascarilla de belleza a base de pulpa machacada de albaricoque nutre la piel y la protege de las agresiones externas, como el calor, la contaminación y el frío.

El melón para pieles sensibles e irritadas

Si os gustan los helados y los postres a base de melón, vais a saber que esta fruta también tiene muchas propiedades para la piel. El melón restablece la vitalidad de las pieles irritadas y cuida de las pieles secas.

Basta con machacar y extender varios minutos la pulpa del melón sobre la piel del cuerpo para conseguir una piel hidratada y revitalizada. Si vuestra piel sufre sequedad o presenta signos de irritación severa, lo ideal es utilizar aceite de melón para una aplicación diaria y un tratamiento más intenso.