• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

¿Cómo depilarse las piernas cuando se está embarazada? Y el día del alumbramiento, es necesarios una depilación integral? Veamos cómo responder a estas y otras preguntas que todas las mujeres nos planteamos, especialmente si estamos embarazadas.

Para mantener limpio de vellos la zona púbica, con un vientre de varios meses de gestación, la cuchilla es sin duda el método más fácil de utilizar. El truco: colocar un espejo en el suelo y ponerse de cuclillas por encima, para facilitar el trabajo.

Para las adeptas a la cera, lo mejor es acudir a un centro de belleza. Ciertamente, es algo más caro que la depilación casera, pero más rápido y más seguro y cómodo que haciéndoselo una misma, sobretodo cuando se está al final del tiempo de gestación, o si no sois muy hábil en la materia. Como última opción: siempre podéis pedirle a vuestra pareja que os eche una mano.

Mujer embarazada¿A la hora del parto, conviene ir depilada integralmente? No de una manera tajante, incluso podéis no ir depilada en absoluto. La mayor parte de las veces, la comadrona retira los vellos situados sobre los labios superiores y sobre la parte que va del ano hacia la vagina.

Esto le permite controlar mejor el perineo y facilita la sutura, en caso de que haya que cortar. Pero según las recomendaciones de la OMS, el rasurado no es obligatorio a la hora del parto, o dicho de otra forma, tenéis derecho a rechazar que os depilen.

Otra solución, depilarse algunos días antes del parto, y a la cera si es posible. De esta forma estaréis más tranquila, y así, en el momento del parto tendréis otro tipo de preocupaciones más importantes que el tema de la depilación. En caso de cesárea, la comadrona os rasurará la parte superior del pubis. Es en esa zona de la barriga donde se hace la incisión. Cuando el vello vuelva a crecer, podrá enmascarar la cicatriz.

Después de la depilación

Para calmar el dolor tras una depilación, y mantener al mismo tiempo una piel suave, no hay nada mejor que una crema hidratante o exfoliante durante el tiempo del embarazo. En cuanto a las piernas, las axilas y la zona púbica, no hay mucha diferencia. Durante el embarazo es bueno que sigáis hidratando, exfoliando y suavizando vuestra piel.