• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

La belleza de la mujer se basa en diferentes criterios: su físico, su carácter, el tipo de peinado, etcétera. En la sociedad, la imagen del cuerpo se ha convertido en una carrera hacia la juventud eterna. Por diversas razones, muchas mujeres recurren actualmente a la cirugía estética.

La mayoría de las personas sufren problemas de piel como una cicatriz molesta, arrugas en el rostro, lunares indeseables, etcétera. Por culpa de esto suelen aparecer diferentes tipos de complejos y no conseguimos sentirnos a gusto con nuestra propia piel. La solución de la cirugía estética es una salida que toda mujer puede contemplar. En efecto, podemos dejar nuestros problemas entre las manos de especialistas que utilizando sus competencias rectifican algunas partes del físico o mejoran otras.

Las diferentes técnicas de cirugía

Las técnicas de cirugía estética son cada vez más accesibles, discretas y duraderas. Las pacientes pueden escoger entre una cirugía reparadora o simplemente una operación puramente de estética.

Son muchas las técnicas utilizadas en cirugía estética. Por ejemplo existe la rinoplastia que es un método aplicado para borrar las imperfecciones o las malformaciones. Esta técnica está recomendada para aquellas mujeres que desean tener una nariz perfecta. La realización de esta intervención se aconseja a partir de los 16 años.

Belleza

El lifting es otro método eficaz para mantener la piel relajada a nivel del rostro. Las técnicas utilizadas en el lifting se ajustan por tanto a cada zona del rostro. Esta operación requiere una extrema precisión. En efecto, las modificaciones son aportadas a través de un toque que produce un resultado óptimo muy parecido al físico natural. La liposucción o lipoaspiración es la intervención más practicada en el mundo. Permite eliminar por aspiración la sobrecarga de grasa localizada en una parte del cuerpo.

Esta técnica permite restablecer un grosor de grasa homogénea sobre toda la silueta. Esta operación se realiza entre la última costilla y la parte inferior de las caderas. Consiste en una intervención quirúrgica eficaz para quienes desean desprenderse de los famosos michelines. Esta cirugía permite igualmente eliminar un vientre inflamado o unas caderas demasiado voluminosas.

La cirugía mamaria también es una intervención que se aplica para aumentar el pecho. Los métodos utilizados incluyen el lifting de los senos para poner fin al relajamiento de la piel. Las mujeres también recurren a esta técnica para una reducción del volumen mamario.

Diferentes soluciones para cada problema

La medicina estética comprende varias técnicas que permiten tratar y corregir las imperfecciones de la piel. En este caso hablamos del peeling, que es la técnica más común de todas. Se realiza gracias al uso de ácido glicólico. Esta sustancia permite eliminar las capas superficiales de la epidermis y activar la regeneración celular. De esta forma los poros se cierran y el grano de la piel se vuelve más fino. Por lo tanto la tez se vuelve más luminosa.

El peeling a base de ácido tricloroacético es un método que actúa directamente sobre la epidermis y las capas superficiales de la dermis. Por tanto, permite alisar el grano de la piel y estimular la síntesis de colágeno. La técnica permite reducir las arrugas, las manchas, las cicatrices y las ojeras durante un mes. La cirugía estética procede igualmente al uso del láser para corregir los diferentes problemas de la piel.

Existen varios tipos de láser. Estos se escogen en función de cada problema de piel. Existe el láser fraccionado que permite eliminar las arrugas, las cicatrices y algunas manchas. Además aumenta la tonicidad general de la piel. El uso de la luz pulsada borra las manchas y enrojecimientos y mejora la textura de la piel. Por esta razón permite corregir zonas localizadas en ciertas partes del cuerpo y reducir los enrojecimientos.

El resultado permite disfrutar de una tez mucho más homogénea. Finalmente, está el láser pigmentario que permite eliminar las manchas producidas por la edad, las manchas producidas por el sol, y los enrojecimientos o pecas. Estas inyecciones alisan los signos del paso del tiempo como las arrugas y la pérdida de firmeza cutánea.

En conclusión

La cirugía estética presenta, en la mayoría de los casos, beneficios psicológicos y físicos para las pacientes. En efecto, la cirugía resuelve diversos complejos fisiológicos. Gracias a intervenciones muy precisas, se puede corregir una nariz demasiado larga, o de tipo aguileño.

Igualmente, la cirugía permite corregir problemas como un pecho exageradamente voluminoso, o cicatrices persistentes. El mentón poco proporcionado, o unas orejas demasiado grandes desaparecen fácilmente con esta técnica. Por consiguiente, casi todos los defectos morfológicos se pueden eliminar o se pueden reparar a través de la cirugía. En todo caso, siempre hay que esperar el final del desarrollo morfológico de la zona afectada para poder someterse a una operación de estética.