• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Hoy presentamos una nueva tendencia para estar en forma que podría animar a muchas mujeres a recuperar el ejercicio: el entrenamiento con barra de ballet (en inglés: the barre method).

La base

El entrenamiento con barra se basa en la técnica del ballet, del Pilates y del yoga. Encontramos muchas posturas de base del ballet (primera, segunda, y tercera posición, plié, arabesque, etc.), así como ejercicios repetidos con el objetivo de reforzar los glúteos, las piernas, los muslos y los brazos. El accesorio principal es la barra de ballet, pero también otra serie de instrumentos como balones de ejercicio, ideales para intensificar el entrenamiento.

Los beneficios

Las ventajas de los ejercicios de barra son enormes. Primeramente, el entrenamiento tonifica y refuerza todo el cuerpo. En efecto, los abdominales, brazos, piernas y glúteos se benefician de estas sesiones más exigentes.

EjerciciosAdemás, repitiendo estos gestos delicados y fluidos, se puede adquirir cierta gracia (a pesar de que la elegancia no siempre se consigue desde la primera sesión). El entrenamiento estira todo el cuerpo, mejorando el equilibrio, la flexibilidad y la postura.

La experiencia

A excepción de aquellas clases de danza que se recibieron con la edad de seis años, ahora se trata de una auténtica experiencia con la barra de ballet. Tras un tiempo de calentamiento, se comienza con los pliés. La primera impresión es que la cosa no parece tan sencilla como se había supuesto.

Las manos sobre la barra y los pies en primera posición, hay que ponerse sobre la punta de los pies, con la espalda derecha, y bajar a media altura antes de remontar y finalmente volver a bajar sobre los talones. Con el tiempo, los ejercicios se van ejecutando cada vez a mayor velocidad.

Esta parte de la sesión muestra bien la intensidad del entrenamiento. Pero algunos esfuerzos son necesarios para tonificar el cuerpo. Tras una sola sesión, se empieza a caminar algo más derechas, teniendo la impresión de haber crecido algunos centímetros de más.