• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Sencillo y accesible, el Swissball garantiza equilibrio y tono muscular. No tardéis en descubrir el placer de jugar a la pelota.

Un balón para relajar las tensiones

El Swissball se define como una forma de gimnasia lúdica, utilizando como único material una gran pelota de gimnasia de 60 cm de diámetro. Puesto a punto por la terapeuta suiza Suzanne Klein Vogelbach, el Swissball en un principio estuvo destinado para pacientes que tenían problemas de espalda. Más tarde, el balón empezó a invadir los gimnasios de todo el mundo.

Seducidos por los resultados ofrecidos, los coachs americanos lo integraron oficialmente Ejerciciosentre los deportes del bienestar. Hoy en día, el Swissball se practica en casi todos los clubs de fitness del mundo. Esencialmente sigue estando destinado a personas que tienen problemas de espalda, y también para mujeres embarazadas.

El Swissball al servicio de los abdominales

Para tonificar los músculos, son muchos los ejercicios posibles que se pueden realizar con el Swissball. Para trabajar los abdominales, existen dos tipos de ejercicios. El desafío es el mismo para todos estos ejercicios: el de mantenerse en equilibrio sobre el balón. El primero consiste en sentarse sobre el balón, con las plantas de los pies apoyadas sobre el suelo. Los brazos alineados en la prolongación del cuerpo, en paralelo con el suelo. Estos deben permanecer estirados a lo largo de todo el ejercicio.

A partir de ahí hay que levantar el busto, sin perder el equilibrio. Para el segundo ejercicio, hay que tumbarse sobre una colchoneta, con la espalda apoyada sobre el suelo. Las piernas deben estar levantadas, las manos detrás de la nuca, y se coloca el balón entre los tobillos, y de ahí, se realizan varias series de abdominales despegando la zona alta de la espalda.

El Swissball, un deporte muy beneficioso

Si el Swissball es un excelente ejercicio para mantener firmes los abdominales, también es considerado como un verdadero ejercicio de postura y estiramiento. No se trata de ganar músculo, sino de mantenerlo y tonificar el volumen muscular.