• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

En los últimos veinte años se ha podido comprobar un gran aumento de embarazos múltiples, algo que se ha dado por diferentes circunstancias pero sobre todo por el uso cada vez más común de las técnicas de fertilidad.

Qué es un embarazo múltiple?

Mucho se habla del embarazo múltiple pero es bueno recordar el concepto básico que da como resultado el nacimiento de varios bebés de manera simultánea.

Así, el embarazo múltiple es el resultado de la fecundación de dos o más óvulos o también cuando un mismo óvulo se divide dando lugar a la gestación de gemelos.

Por su parte los gemelos pueden ser monocigóticos (cuando son idénticos) o dicigóticos. La diferencia está en que los monocigóticos proceden de un solo óvulo que se divide en dos partes que se desarrolla por separado formando dos bebés genéticamente idénticos

Ya los dicigóticos son el resultado de una fecundación múltiple, o sea que la madre tenía más de un óvulo, y que estos óvulos fueron fecundados por distintos espermatozoides que, aunque concebidos al mismo tiempo, son bebés totalmente distintos y cuyo parecido físico es semejante al de los hermanos nacidos en fechas diferentes.

Embarazo múltiple: Factores que influyen para que se produzca

Existen diferentes factores que pueden influir en que se produzca un embarazo múltiple:

  • Genética: Esto se relaciona con antecedentes familiares de embarazos múltiples que aumenta bastante las posibilidades de que se repitan.
  • Embarazo tardío: Se ha comprobado que a mayor edad de la mujer también son mayores las probabilidades de una doble ovulación, especialmente entre los 30 y los 35 años.
  • Embarazos previos: Si la mujer ha tenido varios embarazos, la posibilidad de tener mellizos aumenta.
  • Tratamientos de fertilidad: Los tratamientos de fertilidad utilizan medicamentos que ayudan a estimular a los ovarios para que produzcan más óvulos. Además estas técnicas de reproducción asistida como la fecundación in vitro, incrementan de forma considerable la incidencia de embarazo múltiple.

Riesgos de los embarazos múltiples

Considerados de alto riesgo, los embarazos múltiples (cuando hay más de dos embriones) en especial a partir de cuatro requieren de mayores cuidados, siendo por ello recomendado evitar la implantación de más de dos óvulos fecundados.

Uno de los riesgos de los embarazos múltiples es el parto prematuro, pues según las estadísticas la posibilidad de que estos bebés nazcan antes de los nueve meses aumenta casi en un 60%.

Pero también existe el riesgo de sufrir hipertensión arterial durante el embarazo o padecer diabetes gestacional, que es un aumento de la glucosa en sangre durante el embarazo.

Asimismo, aumenta el riesgo de sufrir un aborto, tener un parto más prolongado que el de los embarazos comunes o bien que el bebé sufra retraso en el crecimiento intrauterino y esto pueda afectar su desarrollo y crecimiento.

Cualquier embarazo necesita de un control médico regular, pero un embarazo múltiple requiere de aumentar esos cuidados prestando atención especial a la presión arterial, realizar ecografías mensualmente y estar atentos al crecimiento de los bebés.

Por su parte la madre que atraviesa un embarazo múltiple debe también prestar especial atención y controlar su alimentación ya que puede conllevar un aumento de peso mayor al recomendado.