• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El doble mentón es una acumulación de tejidos grasos por debajo del mentón, que representa un problema de estética grave para ciertas mujeres. En muchos casos, es debido a un exceso de peso y a la flacidez de los tejidos, pero igualmente puede estar provocado por algunos problemas de salud.

Hoy vamos a explicar aquello que es necesario para eliminar definitivamente este doble mentón, gracias a algunos consejos, y a un excelente remedio casero a base de arcilla y de pepino.

Los beneficios de la arcilla

Uno de los factores que influyen más en la aparición del doble mentón es el mal drenaje linfático, que provoca una acumulación de grasas y de toxinas en esta zona. La arcilla dispone de excelentes propiedades para facilitar la expulsión de estas sustancias de forma natural, a través de los poros de la piel.

Antiguamente, se aplicaba barro para tratar muchos problemas de salud, pero actualmente, disponemos de varias variedades de arcilla limpia. Las arcillas más utilizadas son la verde y la roja, pero para reducir el doble mentón, se puede utilizar la que prefiráis.

Belleza femenina

Las propiedades de la arcilla

La arcilla permite desinflamar la zona del mentón, lo que es útil si el doble mentón es el fruto de tensión en la musculatura mandibular. También elimina y drena las toxinas a través de los poros de la piel. Finalmente, remineraliza la piel, aportando nutrientes indispensables para una buena salud.

Los beneficios del pepino

El pepino es un alimento que permite tonificar la piel. Esta virtud permite combatir la flacidez de los tejidos, que aparece por debajo de mentón por culpa del envejecimiento y de la exposición solar. El pepino se utiliza en muchos tratamientos naturales como un excelente tónico, porque además de ofrecer a la piel firmeza, la hidrata en profundidad.

La mascarilla de arcilla y pepino

Para preparar este remedio, es necesaria la arcilla en polvo y el zumo de varios pepinos frescos. Si no tenéis batidora, se puede machacar la pulpa del pepino, y luego filtrarla. La piel se debe conservar sin mezclarla. En lugar de preparar la arcilla con agua, se mezcla con el zumo del pepino. Esto permite aumentar los efectos de estos dos ingredientes, para realizar una mascarilla eficaz contra el doble mentón.

Recordar que para no perder las propiedades de la arcilla, no se deben utilizar utensilios o recipientes de plástico, o de metal, lo ideal es optar por el cristal, o el barro cocido e incluso la madera. La textura de esta preparación debe ser lisa, y sin grumos. No hace falta que sea demasiado seca, de manera a poder aplicarla fácilmente, ni tampoco demasiado líquida, para que no se escurra excesivamente.