• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Con su combinación única de ingredientes, Vexum.SL estrecha la piel del cuello para hacerla más firme y creando así un efecto rejuvenecedor. Se puede utilizar tanto en mujeres como en hombres.

Vexum.SL ofrece una alternativa rápida, asequible y comprobada científicamente para el tratamiento de los tejidos que cuelgan de la mandíbula y están en el origen del doble mentón. Vexum.SL es capaz de hacer un lifting en esta zona, con el fin de reducir la apariencia del doble mentón, sin tener que recurrir a la cirugía estética.

Los tests clínicos han demostrado que la crema Vexum.SL de los Laboratorios DS, reducía el espesor, el volumen y la apariencia del doble mentón, y restauraba la forma inicial del cuello.

Vexum.SL comienza a reabsorber la piel de la cara en el momento en el que ésta entra en contacto con su combinación única de ingredientes, incluyendo algas marinas naturales y proteínas de trigo. Vexum.SL os ayudará a reducir el doble mentón de manera significativa en algo menos de 2 meses.

¿Cómo actúa la crema?

La crema Vexum.SL actúa en 2 etapas. Primeramente, el extracto de algas marinas y las proteínas de trigo actúan rápidamente cerrando la piel. Después, la glaucina integrada en la composición del producto sin agentes conservantes, genera la destrucción de las materias grasas acumuladas en las células grasientas e inhibe la producción de células grasas suplementarias, regulando el flujo de calcio.

Diferentes tests científicos han demostrado que numerosos pacientes constataban una reducción significativa de la cantidad de grasa acumulada a nivel del doble mentón. Más de la mitad perdieron de 1 a 2 ml de volumen.

¿Cómo utilizar Vexum.SL?

Se aconseja utilizar la crema Vexum.SL dos veces al día, por la mañana y por la noche, después de limpiar bien la cara. El producto se coloca en la mano, y luego se extiende debajo del mentón, masajeando delicadamente.

Los primeros efectos son visibles rápidamente, poco tiempo después del tratamiento. La eficacia máxima del tratamiento se alcanza al cabo de 6 a 8 semanas.