• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Del vestido de cóctel al fular más básico, el rosa se ha convertido en el color tendencia del momento.

El color rosa, color fetiche de las chicas desde hace muchas generaciones, se vuelve tendencia. En efecto, en cada pasarela podemos descubrir al menos un vestido, unos zapatos o unos complementos de color rosa.

Este color, sin embargo caído en desgracia hasta hace muy poco por culpa de su lado infantil que suele llevar asociado, parece recuperarse con fuerza, especialmente entre las fashionistas más aguerridas…

Vestido o pantalón, lo importante es el rosa

Los estilos de moda más reputados lo atestiguan: a pesar de que el rosa siga teniendo grandes detractores, no hay cosa que gusta más que un polo, un vestido o un pull de color rosa, un color que se adapta bien a cualquier tipo de tono de piel.

Estilo-semanaEl rosa es un color muy agradecido porque resalta el tono de la piel, y se adapta bien a todo tipo de mujer. Los tonos pastel y desvaídos van a las mil maravillas en las mujeres rubias. De forma más discreto, el rosa casa perfectamente en las mujeres morenas.

En cuanto a las pelirrojas, se hacen todavía más enigmáticas con esos colores tipo salmón o encarnados, al menos esto es lo que piensa Chantal Thomas, conocida por sus creaciones de lencería de alta costura. Hoy en día no se puede decir que ir vestidas de rosa sea una falta de gusto.

El rosa del vestido de princesa

Algunas diseñadores de moda se han decantado por hacer del rosa su propio emblema, como Chantal Thomas, que lo utiliza en su lencería, o Celine y Chanel, que usan el rosa para un vestido de noche. En realidad, este color representa a la vez el humor, la provocación, pero también cierta apuesta por la «feminización» de la sociedad.

En efecto, la frivolidad asociada a este color está plenamente asumida. Hoy en día, los caramelos, las flores y la juventud, es decir todo lo que el rosa representa, no se esconde como antaño, sino que se busca, tanto por parte de las mujeres como por parte de los hombres.