• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El plátano es un alimento rico en vitaminas y en potasio. Curiosamente, algunos dietistas prohíben el consumo de esta fruta a la hora de hacer un régimen. Veamos lo que hay de cierto en todo esto, y si realmente, consumiendo plátano se puede conseguir perder peso.

Plátano y régimen alimenticio

Las especulaciones en torno al plátano no terminan de alimentar los rumores y las falsas interpretaciones. El régimen del plátano se habría demostrado en Japón, donde las reservas de esta fruta empiezan a escasear. Ciertamente, esta fruta es rica en azúcar, pero es muy beneficiosa para la salud, y además ayudaría a reducir el exceso de grasa que se acumula en ciertas partes del cuerpo.

Según los científicos, el plátano tiene pocas calorías, a pesar de su alta tasa de sacarosa que la compone. La pérdida de peso es pues limitada, del orden de dos a tres kilos de media tras varias semanas de régimen, incluso meses. Una enzima llamada «lipasa» estaría en el origen de su capacidad para eliminar las grasas malas. Este elemento permitiría al Perder-pesoorganismo digerir mejor los alimentos.

El régimen del plátano

Contrariamente a las ideas recibidas, el régimen del plátano no consiste en comer exclusivamente fruta durante varios días. Se debe consumir en el desayuno, acompañado de un gran vaso de agua templada. La cantidad no está impuesto, podéis comer uno o varios plátanos por la mañana. La comida estará compuesta de un plato a vuestro gusto, pero de un solo plato. Lo mismo ocurre con la cena, que debe ser consumida antes de las 20 horas y a una hora fija todos los días.

La colación de la merienda no se debe saltar. Estará compuesta por un bol de cereales o de algunas onzas de chocolate. Los plátanos cocidos o congelados se deben evitar. En efecto, en este estado, pierden su poder calorífico. Ningún postre está autorizado después de la comida o de la cena. Las bebidas dulces, el café y las infusiones también deben suprimirse de la alimentación.

Pero si el régimen del plátano es ciertamente bastante restrictivo, no requiere ningún tipo de ejercicio físico particular para adelgazar rápidamente y sin impedimentos. En cualquier caso, esto no debe disuadiros de continuar con vuestras actividades deportivas habituales.