• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Cada mujer desea estar en el primer puesto de la belleza, cada día. Esto es posible si se adapta el maquillaje en función de las características del rostro, y de su estructura: ojos, boca, nariz. Veamos pues cómo elegir aquél que mejor se adapta a nuestro tipo de cara.

Los ojos

Para las mujeres con ojos grandes, lo ideal es marcar el ojo con la ayuda de un delineador negro. Este se aplica por la parte superior del párpado, en el nacimiento de las pestañas. Después, en la parte de debajo del ojo, también se puede aplicar el mismo producto, a menos que se utilice un lápiz negro. Esto permite poner de relieve unos ojos grandes.

Ojos pequeños

Para las mujeres con ojos pequeños, un raya con el delineador se puede realizar por la parte superior del párpado, pero evitando poner en la parte interior de éste. Efectivamente, esto puede dar la impresión de que vuestros ojos son todavía más pequeños. Para que el aspecto del ojo sea el contrario, de darle mayor tamaño, es preferible aplicar un lápiz blanco.

Para todos los tipos de ojos

Para las pestañas, en función del efecto buscado (volumen o longitud) basta con aplicar una máscara que se adapte bien a la forma de vuestro rostro. En lo concerniente a la sombra de ojos, mejor es escoger colores neutros como el gris, el beige, el marrón, o el negro. Efectivamente, sea cual sea el color de vuestros ojos, estas pinturas son aquellas que embellecen más.

La boca

Para maquillar este tipo de labios, es preferible optar por tonos rojos, que sean naturales como el rosa pastel, o el beige. Con relación a unos labios finos el maquillaje puede ser más osado: entonces es posible optar por colores flash, tales como el rojo, o el rosa oscuro.